La raza de perro Bearded Collie se desarrolló en Escocia para pastorear ovejas y ganado en cualquier clima o terreno. Hoy en día funcionan como excelentes compañeros de la familia, perros de exposición, perros pastores de trabajo, o incluso las tres cosas. Aunque se trata de perros de raza pura, puede encontrarlos al cuidado de refugios o grupos de rescate. Recuerde que debe adoptar. No vaya de compras si quiere llevarse un perro a casa.

Debido a su energía y rapidez, los Bearded Collie son muy adecuados para competir en obediencia, rally, agilidad y otros deportes caninos. Son muy cariñosos e incluso pueden ser buenas mascotas para los padres de perros novatos. Sin embargo, necesitan una buena cantidad de ejercicio y prefieren un patio vallado para correr. Y asegúrese de que esa valla sea segura, porque estos cachorros pueden ser excelentes artistas del escape. Si está buscando un mejor amigo dulce y leal que le mantenga alerta, esta puede ser la raza para usted.

Más sobre esta raza Bearded Collie

Cuando alguien describe a un Bearded Collie, el adjetivo más utilizado es entusiasta. Esta palabra, junto con «resistente», «exuberante», «activo», «enérgico», «brillante», «fiable» y «digno de confianza», debería darle una idea de esta raza tan querida. El Bearded Collie, conocido cariñosamente como Beardie, es el perro peludo por excelencia. El nombre de Bearded Collie proviene del pelo que cuelga de la barbilla y forma una barba.

El entusiasmo del Beardie se manifiesta en su carácter saltarín. Se dice que los Beardies que trabajan en la espesa maleza en Escocia saltaban para ver dónde estaban las ovejas y que cuando se enfrentan a ovejas obstinadas ladran y saltan delante de ellas para que se muevan. Sea como fuere, los Bearded Collie van por la vida moviendo la cola constantemente y con una actitud alegre y payasa.

Sin embargo, no son la raza para todos. Los Beardies son muy inteligentes, activos e ingeniosos. Se necesita una persona inteligente y enérgica para seguirles el ritmo. Las personas que conviven con los Beardies deben disfrutar cepillando el pelo largo y estar dispuestas a lidiar con una barba de pelo que gotea agua después de cada trago y con unos pies peludos que arrastran barro y escombros después de cada aventura al aire libre. Los Bearded Collie son sociables y exigirán que se les incluya en todas las actividades de la familia, tanto dentro como fuera. Un Beardie aburrido pondrá su considerable inteligencia y energía en causar problemas.

Los Bearded Collie son excelentes con los niños; su alto nivel de energía los convierte en compañeros de juego activos que pasarán horas corriendo y jugando. Sin embargo, son revoltosos, y los niños pequeños siempre deben ser supervisados cuando interactúan con cualquier raza de perro para evitar lesiones a ambos.

Los Beardies son perros extrovertidos y cariñosos, pero pueden tener una vena obstinada e independiente debido a una herencia que les obligaba a tomar sus propias decisiones mientras pastoreaban ovejas. El adiestramiento en obediencia es imprescindible para establecer el orden y la disciplina en la vida de su perro. Haga que el aprendizaje sea divertido y enséñele con técnicas de refuerzo positivo, como recompensas de comida, juegos y elogios. Los Bearded Collie no aprenden bajo condiciones abusivas o duras. Comience el adiestramiento pronto y obtendrá excelentes resultados.

Debido a su herencia de pastores, los Beardies están alerta y son buenos perros guardianes, ladrando para avisar que alguien ha llegado. También ladrarán para avisar de que están contentos o excitados o de que están aburridos o solos y les gustaría recibir atención. Enséñeles a controlar sus ladridos cuando son jóvenes, o tendrá un ladrador molesto en sus manos.

Los Beardies incluirán a otros animales en su «rebaño» familiar si se les presenta adecuadamente, preferiblemente cuando son jóvenes. Al ser perros de pastoreo, siempre están dispuestos a jugar a perseguir al gato si éste quiere jugar, ¡y a veces incluso cuando no quiere! No son agresivos con los perros y jugarán felizmente con otros perros, desde chihuahuas hasta gran daneses.

Si está buscando añadir un poco de rebote Beardie en su vida y cree después de conocer a algunos Beardies y criadores que esta es la raza para usted, entonces puede esperar tener un compañero activo y animado durante 12 a 14 años. Un Bearded Collie siempre está listo para lo que sea, ya sea competir en la pista de exhibición o en pruebas de obediencia o agilidad, pastorear ovejas como ocupación o para pruebas de pastoreo, perseguir frisbees en el patio trasero, jugar con los niños o pasar tiempo con la familia. Un Bearded Collie está preparado para hacerlo todo.

Cuando alguien describe a un Bearded Collie, el adjetivo más utilizado es entusiasta. Esta palabra, junto con «resistente», «exuberante», «activo», «enérgico», «brillante», «fiable» y «digno de confianza», debería darle una idea de esta raza tan querida. El Bearded Collie, conocido cariñosamente como Beardie, es el perro peludo por excelencia. El nombre de Bearded Collie proviene del pelo que cuelga de la barbilla y forma una barba.

El entusiasmo del Beardie se manifiesta en su carácter saltarín. Se dice que los Beardies que trabajan en la espesa maleza en Escocia saltaban para ver dónde estaban las ovejas y que cuando se enfrentan a ovejas obstinadas ladran y saltan delante de ellas para que se muevan. Sea como fuere, los Bearded Collie van por la vida moviendo la cola constantemente y con una actitud alegre y payasa.

Sin embargo, no son la raza para todos. Los Beardies son muy inteligentes, activos e ingeniosos. Se necesita una persona inteligente y enérgica para seguirles el ritmo. Las personas que conviven con los Beardies deben disfrutar cepillando el pelo largo y estar dispuestas a lidiar con una barba de pelo que gotea agua después de cada trago y con unos pies peludos que arrastran barro y escombros después de cada aventura al aire libre. Los Bearded Collie son sociables y exigirán que se les incluya en todas las actividades de la familia, tanto dentro como fuera. Un Beardie aburrido pondrá su considerable inteligencia y energía en causar problemas.

Los Bearded Collie son excelentes con los niños; su alto nivel de energía los convierte en compañeros de juego activos que pasarán horas corriendo y jugando. Sin embargo, son revoltosos, y los niños pequeños siempre deben ser supervisados cuando interactúan con cualquier raza de perro para evitar lesiones a ambos.

Los Beardies son perros extrovertidos y cariñosos, pero pueden tener una vena obstinada e independiente debido a una herencia que les obligaba a tomar sus propias decisiones mientras pastoreaban ovejas. El adiestramiento en obediencia es imprescindible para establecer el orden y la disciplina en la vida de su perro. Haga que el aprendizaje sea divertido y enséñele con técnicas de refuerzo positivo, como recompensas de comida, juegos y elogios. Los Bearded Collie no aprenden bajo condiciones abusivas o duras. Comience el adiestramiento pronto y obtendrá excelentes resultados.

Debido a su herencia de pastores, los Beardies están alerta y son buenos perros guardianes, ladrando para avisar que alguien ha llegado. También ladrarán para avisar de que están contentos o excitados o de que están aburridos o solos y les gustaría recibir atención. Enséñeles a controlar sus ladridos cuando son jóvenes, o tendrá un ladrador molesto en sus manos.

Los Beardies incluirán a otros animales en su «rebaño» familiar si se les presenta adecuadamente, preferiblemente cuando son jóvenes. Al ser perros de pastoreo, siempre están dispuestos a jugar a perseguir al gato si éste quiere jugar, ¡y a veces incluso cuando no quiere! No son agresivos con los perros y jugarán felizmente con otros perros, desde chihuahuas hasta gran daneses.

Si está buscando añadir un poco de rebote Beardie en su vida y cree después de conocer a algunos Beardies y criadores que esta es la raza para usted, entonces puede esperar tener un compañero activo y animado durante 12 a 14 años. Un Bearded Collie siempre está listo para lo que sea, ya sea competir en la pista de exhibición o en pruebas de obediencia o agilidad, pastorear ovejas como ocupación o para pruebas de pastoreo, perseguir frisbees en el patio trasero, jugar con los niños o pasar tiempo con la familia. Un Bearded Collie está preparado para hacerlo todo.

Historia

El Bearded Collie es una de las razas más antiguas de Gran Bretaña. A veces llamado Highland Collie, Mountain Collie o Hairy Mou$0027ed Collie, los perros de pastoreo desgreñados de este tipo existieron durante siglos como ayudantes de los granjeros. Los granjeros criaban por su capacidad de trabajo y no llevaban registros, por lo que se desconoce cómo surgió el Beardie, pero se cree que un comerciante polaco que visitó Escocia en el siglo XVI intercambió un par de Lowland Sheepdogs polacos por otras mercancías. Esos perros probablemente se cruzaron con perros pastores locales para desarrollar lo que se convirtió en el Bearded Collie.

Las primeras representaciones visuales de perros tipo Bearded Collie se encuentran en un retrato pintado por Gainsborough en 1771, y en un retrato de Reynolds de 1772. En 1818 se publicó una descripción de la raza en una edición de Live Stock Journal. Los Bearded Collies eran perros de trabajo y de exhibición muy populares a finales de la era victoriana, pero no tenían ningún club de la raza ni ningún estándar oficial (una descripción escrita de cómo debería ser y actuar la raza). La raza se mantuvo viva gracias a los pastores que valoraban sus habilidades de trabajo y siguieron utilizándolos como perros pastores de trabajo.

El desarrollo del Bearded Collie moderno se atribuye a G.O. Willison, que comenzó a criar Beardies para el ring de exhibición después de la Segunda Guerra Mundial. Tuvo un papel decisivo en la creación del Bearded Collie Club en Gran Bretaña en 1955. En 1959, el Kennel Club concedió los derechos de exhibición para los certificados de desafío y los campeonatos. La raza ganó en popularidad después de eso.

Los Bearded Collies llegaron por primera vez a Estados Unidos a finales de la década de 1950, pero ninguno de esos perros fue criado. La primera camada nació en Estados Unidos en 1967. En 1969, el Beardie tenía suficiente gente interesada en él como para formar el Bearded Collie Club of America. La raza fue admitida en el Grupo de Trabajo del American Kennel Club el 1 de febrero de 1977. Se trasladó al Grupo de Pastoreo cuando se estableció ese grupo en enero de 1983. En la actualidad, el Bearded Collie ocupa el puesto 104 entre las 155 razas y variedades registradas por el AKC.

Tamaño

Los machos de Bearded Collie miden entre 21 y 22 pulgadas a la altura del hombro; las hembras entre 20 y 21 pulgadas a la altura del hombro. El peso oscila entre 45 y 55 libras.

Personalidad

Un Beardie es inteligente, ingenioso y seguro de sí mismo. Su personalidad alegre y burbujeante hace que sea divertido estar con él, pero cuando se trata de entrenar puede ser un pensador independiente al que le gusta salirse con la suya. Es un compañero de juego bullicioso para los niños y tiene un sentido del humor que hace que sea un placer estar con él.

Al elegir un cachorro de Beardie, recuerde que el temperamento se ve afectado por una serie de factores, como la herencia, el adiestramiento y la socialización. Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones, y están dispuestos a acercarse a las personas y a ser cogidos por ellas. Escoge el cachorro intermedio, no el que pega a sus compañeros de camada o el que se esconde en un rincón.

El temperamento varía en cada perro. Algunos Beardies son dulces y tranquilos, mientras que otros son ruidosos y entusiastas. Dígale al criador lo que busca en un perro y podrá ayudarle a elegir el cachorro que se adapte a su personalidad y estilo de vida.

Conoce siempre al menos a uno de los padres (normalmente la madre es la que está disponible) para asegurarte de que tienen un temperamento agradable con el que te sientas cómodo. Conocer a los hermanos u otros familiares de los padres también es útil para evaluar cómo será el cachorro cuando crezca.

Salud

Los Bearded Collies son generalmente saludables, pero como todas las razas de perros, son propensos a ciertas enfermedades y condiciones. No todos los Beardies padecerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante conocerlas si vas a comprar o vivir con un Beardie.

Alergias: Las alergias son una dolencia común en los perros. Las alergias a ciertos alimentos se identifican y se tratan eliminando ciertos alimentos de la dieta del perro hasta que se descubre el culpable. Las alergias de contacto están causadas por una reacción a algo que toca el perro, como la ropa de cama, los polvos antipulgas, los champús para perros u otros productos químicos. Se tratan identificando y eliminando la causa de la alergia. Las alergias inhalantes están causadas por alérgenos transportados por el aire, como el polen, el polvo y el moho. La medicación adecuada para las alergias a los inhalantes depende de la gravedad de la alergia. Las infecciones de oído son un efecto secundario común de las alergias inhalantes.

Displasia de cadera: Se trata de una enfermedad hereditaria en la que el hueso del muslo no encaja bien en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero es posible que no note ningún signo de molestia en un perro con displasia de cadera. A medida que el perro envejece, puede desarrollarse artritis. La Fundación Ortopédica para los Animales o el Programa de Mejora de la Cadera de la Universidad de Pensilvania (PennHIP) se encargan de realizar las radiografías para detectar la displasia de cadera. Los perros con displasia de cadera no deben criarse. Si va a comprar un cachorro, pida al criador una prueba de que los padres han sido sometidos a pruebas de displasia de cadera y están libres de problemas. La displasia de cadera es hereditaria, pero también puede ser desencadenada por factores ambientales, como un crecimiento rápido debido a una dieta alta en calorías o lesiones producidas por saltos o caídas en suelos resbaladizos.

Hipotiroidismo: El hipotiroidismo es un nivel anormalmente bajo de la hormona producida por la glándula tiroides. Un signo leve de la enfermedad puede ser la infertilidad. Otros signos más evidentes son la obesidad, la torpeza mental, la caída de los párpados, los bajos niveles de energía y los ciclos de celo irregulares. El pelo del perro se vuelve áspero y quebradizo y empieza a caerse, mientras que la piel se vuelve dura y oscura. El hipotiroidismo puede tratarse con medicación diaria, que debe continuar durante toda la vida del perro. Un perro que recibe tratamiento diario para la tiroides puede vivir una vida plena y feliz.

Atrofia Retiniana Progresiva (ARP): Se trata de un trastorno ocular degenerativo que acaba provocando ceguera por la pérdida de fotorreceptores en la parte posterior del ojo. La ARP es detectable años antes de que el perro muestre cualquier signo de ceguera. Afortunadamente, los perros pueden utilizar sus otros sentidos para compensar la ceguera, y un perro ciego puede vivir una vida plena y feliz. Eso sí, no hay que acostumbrarse a cambiar los muebles de sitio. Los criadores reputados hacen certificar anualmente los ojos de sus perros por un oftalmólogo veterinario y no crían perros con esta enfermedad.

Membrana Pupilar Persistente (PPM): Las Membranas Pupilares Persistentes son hilos de tejido en el ojo, restos de la membrana fetal que nutría las lentes de los ojos antes del nacimiento. Normalmente desaparecen cuando el cachorro tiene 4 ó 5 semanas, pero a veces persisten. Los filamentos pueden extenderse de iris a iris, de iris a cristalino o de córnea a iris, y a veces se encuentran en la cámara anterior (frontal) del ojo. En muchos perros, los filamentos no causan ningún problema y, por lo general, desaparecen a las 8 semanas de edad. Si los filamentos no se descomponen, pueden provocar cataratas u opacidades corneales. Unas gotas para los ojos recetadas por el veterinario pueden ayudar a descomponerlos.

Cuidados

El Beardie es un perro de interior y exterior. Necesita vivir en el interior con su gente con acceso a un patio o terreno vallado donde pueda correr. No es adecuado para la vida en un apartamento. A los Beardies les gusta estar con su gente, ya sea en el interior o en el exterior. Se conformarán con un par de paseos de media hora o sesiones de juego con una pelota a diario.

El adiestramiento en obediencia es imprescindible si quieres establecer el orden y la disciplina en la vida de tu perro. Haz que el aprendizaje sea divertido y enséñale con técnicas de refuerzo positivo como recompensas de comida, juegos y elogios. Los Bearded Collie no aprenden bajo condiciones abusivas o duras. Empiece el adiestramiento pronto y obtendrá excelentes resultados. Para asegurarse de que no atropelle accidentalmente a un niño o a una persona mayor, enséñele a sentarse para llamar la atención.

Alimentación

Cantidad diaria recomendada: De 1,5 a 2 tazas de comida para perros de alta calidad al día, repartidas en dos comidas. Los cachorros comen de 3 a 4 tazas diarias.

NOTA: La cantidad que coma su perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad. Los perros son individuos, como las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de comida. Ni que decir tiene que un perro muy activo necesitará más que un perro de sofá. La calidad de la comida para perros que compre también marca la diferencia: cuanto mejor sea la comida para perros, más nutrirá a su perro y menos tendrá que agitar en su cuenco.Mantenga a su Beardie en buena forma midiendo su comida y dándosela dos veces al día en lugar de dejarle comida fuera todo el tiempo. Si no está seguro de si tiene sobrepeso, hágale la prueba del ojo y de la mano. Primero, míralo. Deberías poder ver su cintura. A continuación, pon tus manos en su espalda, con los pulgares a lo largo de la columna vertebral y los dedos extendidos hacia abajo. Deberías poder sentir pero no ver sus costillas sin tener que presionar con fuerza. Si no puedes, necesita menos comida y más ejercicio.

Para saber más sobre la alimentación de tu Beardie, consulta nuestras pautas para comprar la comida adecuada, alimentar a tu cachorro y alimentar a tu perro adulto.

Color del Pelaje y Aseo

Para protegerse de las inclemencias del tiempo en Escocia, el Beardie tiene un pelaje exterior liso, áspero, fuerte y desgreñado y un subpelo suave y peludo. El pelaje cae naturalmente a ambos lados sin necesidad de una raya. El pelo largo en las mejillas, los labios inferiores y bajo la barbilla forma la barba por la que es conocido.

Todos los Bearded Collie nacen negros, azules, marrones o leonados, con o sin marcas blancas. Algunos son portadores de un gen de desvanecimiento, y a medida que maduran, el pelaje se aclara, oscureciéndose de nuevo ligeramente después de un año de edad. Un cachorro que nace negro puede convertirse en cualquier tono de gris, desde el negro hasta el pizarra o el plateado. Los perros que nacen marrones se aclaran desde el chocolate hasta el arena, y los azules y leonados muestran tonalidades de oscuro a claro. Los perros sin el gen de la decoloración se quedan del color que tenían al nacer. El blanco sólo aparece como una mancha en la cara, en la cabeza, en la punta de la cola, en el pecho, en las patas, en los pies y alrededor del cuello. Las marcas de color canela aparecen ocasionalmente en las cejas, en el interior de las orejas, en las mejillas, bajo la raíz de la cola y en las patas donde el blanco se une al color principal.

El largo pelaje doble del Beardie requiere un cepillado semanal con un cepillo de cerdas o de púas para eliminar los enredos y las alfombras y reducir la muda. Rocíe el pelaje con un spray acondicionador antes del cepillado para reducir la estática y evitar que los pelos se rompan. Si se encuentra con algún mechón o enredo, rocíelo con un spray antienredos y elimínelo con los dedos hasta que pueda pasar un peine por el pelo sin problemas. El cepillado completo del pelaje requiere entre media hora y una hora cada semana. El baño puede hacerse cuando sea necesario.

A medida que su cachorro de Beardie madura de 9 a 18 meses de edad, su suave pelaje de cachorro comenzará a salir. Cepíllalo dos o tres veces a la semana para ayudar a eliminarlo y evitar que se formen esteras. Una vez que le haya salido el pelaje de adulto, será suficiente con cepillarlo semanalmente.

Los osos mudan mucho de pelo una vez al año durante dos o cuatro semanas, y es probable que quieras cepillarlos con más frecuencia durante este tiempo para mantener el nivel de pelo suelto bajo control.

Otras necesidades de aseo incluyen la higiene dental y el cuidado de las uñas. Cepille los dientes de su Beardie al menos dos o tres veces por semana para eliminar la acumulación de sarro y las bacterias que se esconden en él. El cepillado diario es aún mejor si quieres prevenir las enfermedades de las encías y el mal aliento.

Las uñas deben cortarse regularmente para mantenerlas cortas. Las uñas de tu Beardie pueden necesitar ser cortadas semanalmente o sólo mensualmente; cada perro es diferente. Si puede oír el chasquido de las uñas en el suelo, es que están demasiado largas. Unas uñas cortas y bien cortadas mantienen las patas del perro en buen estado y evitan que sus piernas se arañen cuando su saltarín Beardie salta con entusiasmo para saludarle.

Comience a acostumbrar a su Beardie a ser cepillado y examinado cuando es un cachorro. Manipule sus patas con frecuencia -los perros son sensibles a sus pies- y mire dentro de su boca y sus orejas. Convierta el cepillado en una experiencia positiva llena de elogios y recompensas, y sentará las bases para facilitar los exámenes veterinarios y otras manipulaciones cuando sea adulto.

Mientras lo acicalas, comprueba si hay llagas, sarpullidos o signos de infección, como enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en la piel, en las orejas, la nariz, la boca y los ojos, y en las patas. Los oídos deben oler bien, sin demasiada cera o suciedad en su interior, y los ojos deben estar claros, sin enrojecimiento ni secreción. Tu cuidadoso examen semanal te ayudará a detectar a tiempo posibles problemas de salud.

Artículo anteriorBeagle: Características y Comportamiento
Artículo siguienteBorder terrier: Características y Comportamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí