Bull-Pei: Características y Comportamiento

El Bull-Pei es un perro mestizo, un cruce entre las razas Shar-Pei chino y Bulldog inglés. De tamaño mediano, cariñosos y leales, estos cachorros heredan algunos de los mejores rasgos de sus dos padres. A pesar de su desafortunada condición de raza de diseño, puede encontrar estos cachorros en refugios y rescates específicos de la raza, así que recuerde adoptar. No compre.

Los Bull-Peis son excelentes compañeros y perros guardianes sin ser demasiado grandes ni requerir mucho ejercicio. Son llamativos a la vista por sus arrugas. Sólo asegúrese de tener tiempo para mantener a su cachorro limpio y seco, ya que son propensos a contraer infecciones de la piel entre las arrugas. Estos perros pueden vivir en apartamentos o casas. Si busca un perro de compañía tranquilo y con un aspecto bastante distinguido, el Bull-Pei puede ser perfecto para usted. recomienda este transportín para viajar con su pequeño Bull-Pei. También debería adquirir este cepillo y masajeador para perros para su cachorro de pelo corto.

Más sobre esta raza Bull-Pei

Aspectos destacados

El Bull-Pei es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Bulldog Inglés o Shar-Pei.

Los principales colores de los Bull-Pei son el negro, el marrón, el gris, el blanco y el leonado. Raramente son sólidos, sus pelajes suelen tener una mezcla de dos o más colores.

Por lo general, no se les considera aptos para las alergias. Por suerte, su pelaje es muy fácil de cepillar. Un buen cepillado a la semana probablemente será suficiente.

Los Bull-Peis pueden ser más adecuados para hogares con niños mayores que sepan cómo comportarse e interactuar con los animales.

Pueden llevarse bien con otros perros, si son criados con ellos. Si se parecen al padre Shar-Pei, pueden ser una mejor mascota en solitario.

Los Bull-Peis no necesitan demasiado ejercicio. Sólo necesitan entre 40 y 60 minutos de ejercicio al día.

Las personalidades de los Bull-Peis pueden ser algo plácidas y no son excesivamente excitables. Están muy contentos con sus seres queridos y no se preocupan demasiado por hacer amigos fuera de su casa.

Aspectos destacados

El Bull-Pei es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Bulldog Inglés o Shar-Pei.

Los principales colores de los Bull-Pei son el negro, el marrón, el gris, el blanco y el leonado. Raramente son sólidos, sus pelajes suelen tener una mezcla de dos o más colores.

Por lo general, no se les considera aptos para las alergias. Por suerte, su pelaje es muy fácil de cepillar. Un buen cepillado a la semana probablemente será suficiente.

Los Bull-Peis pueden ser más adecuados para hogares con niños mayores que sepan cómo comportarse e interactuar con los animales.

Pueden llevarse bien con otros perros, si son criados con ellos. Si se parecen al padre Shar-Pei, pueden ser una mejor mascota en solitario.

Los Bull-Peis no necesitan demasiado ejercicio. Sólo necesitan entre 40 y 60 minutos de ejercicio al día.

Las personalidades de los Bull-Peis pueden ser algo plácidas y no son excesivamente excitables. Están muy contentos con sus seres queridos y no se preocupan demasiado por hacer amigos fuera de su casa.

Tamaño

Como el Bull-Pei es una raza mixta relativamente nueva, hay pocos estándares en lo que respecta al tamaño. Dicho esto, al ser una mezcla entre padres Shar-Pei y Bulldog Inglés, se puede esperar que los Bull-Pei sean de tamaño medio.

La mayoría pesa entre 35 y 65 libras y su altura oscila entre 16 y 18 pulgadas en el hombro. Sin embargo, algunos pueden ser más grandes o más pequeños. No hay relativamente ninguna diferencia entre los machos y las hembras en términos de tamaño.

Personalidad

Las personalidades de los Bull-Peis pueden ser algo plácidas y no son demasiado excitables. Están muy contentos con sus seres queridos y no se preocupan demasiado por hacer amigos fuera de su casa.

Aunque el Shar-Pei tiende a ser más activo que el Bulldog Inglés, sus cachorros Bull-Pei no necesitan demasiado ejercicio. Sólo necesitan entre 40 y 60 minutos de ejercicio al día.

El temperamento se ve afectado por una serie de factores, como la herencia, el adiestramiento y la socialización. Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones, y están dispuestos a acercarse a las personas y a ser cogidos por ellas.

Si adopta un Bull-Pei adulto, supervise de cerca su presencia con los niños. Los Bulldogs ingleses son conocidos por tener una gran disposición con los niños. Este no es el caso de los Shar-Pei chinos. Por encima de todo, la socialización es la clave para tener un perro equilibrado.

Salud

La raza mixta Bull-Pei está predispuesta a algunas de las mismas condiciones a las que también se enfrentan el Shar-Pei y el Bulldog Inglés. Aunque la mayoría son generalmente sanos, algunos pueden ser propensos a algunos problemas de salud, por lo que es importante mantener un buen cuidado y revisiones veterinarias regulares.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los Bull-Peis son:

  • Problemas de piel
  • Dificultad respiratoria
  • Hipotiroidismo
  • Cáncer
  • Luxación rotuliana
  • Hinchazón

Es divertido mimar a nuestros perros con golosinas, pero mantener el peso de tu perro bajo control es una de las mejores cosas que puedes hacer por él. Las zanahorias o el apio picados son unos pequeños y saludables premios.

Cuidados

Al igual que con todos los perros, debes estar al día con las revisiones veterinarias periódicas de tu Bull-Pei para detectar a tiempo cualquier problema de salud. Tu veterinario puede ayudarte a desarrollar una rutina de cuidados que haga que tu perro viva el mayor tiempo posible.

Asegúrate de que tu perro está limpio entre los pliegues de su piel para evitar que contraiga infecciones.

Revisa diariamente sus orejas en busca de restos y plagas y límpialas según las recomendaciones de tu veterinario. Corta las uñas de tu perro antes de que estén demasiado largas, normalmente una o dos veces al mes. No deben chocar contra el suelo. Tu peluquero puede ayudarte con esto.

Una de las tareas más duras en el cuidado de cualquier perro será mantener su salud bucal. Debes cepillar sus dientes a diario, ya que muchos perros son propensos a sufrir problemas dentales. Su veterinario puede indicarle cómo cepillar los dientes de su perro correctamente.

Si ves que tu perro arrastra el trasero o «se escabulle», es posible que necesite una extracción de las glándulas anales. Puedes hacerlo tú mismo, o pedirle a un veterinario o peluquero que lo haga.

Alimentación

Una dieta ideal para los Bull-Pei debe estar formulada para una raza de tamaño medio. Tienen tendencia a engordar si se les alimenta en exceso, por lo que hay que mantener un horario de alimentación regular y no dejar comida fuera durante el día. Limite también la cantidad de golosinas. Busque un alimento para perros de alta calidad.

Al igual que ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del Bull-Pei cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta, y seguirán cambiando en su tercera edad. Debe pedirle a su veterinario que le recomiende la dieta de su Bull-Pei, ya que hay demasiadas variaciones entre los distintos perros -incluyendo el peso, la energía y la salud- como para hacer una recomendación específica.

Color del pelaje y cuidado

Los pelajes de los Bull-Pei suelen ser una mezcla de los pelajes y colores de sus padres Shar-Pei y Bulldog Inglés. Los principales colores de los Bull-Pei son el negro, el marrón, el gris, el blanco y el leonado. Raramente son sólidos, sus pelajes suelen tener una mezcla de dos o más colores.

Suelen tener el pelaje corto y, por lo general, no se consideran aptos para las alergias. Por suerte, su pelaje es muy fácil de cepillar. Un buen cepillado a la semana probablemente será suficiente, ya que ayuda a repartir el aceite por su pelaje.

Báñelos aproximadamente cada doce semanas. Los baños frecuentes pueden irritar su piel. Después del baño, hay que secarles bien entre todos los pliegues de la piel para evitar que contraigan infecciones por hongos.

Como suelen tener un pelaje más corto, los Bull-Peis no son especialmente adecuados para el clima extremo. Es probable que necesites un abrigo en invierno para tu perro, y es posible que tengas que aplicar protector solar para perros en las orejas, la nariz y las zonas sensibles donde hay menos cobertura de pelo en los meses de verano.

Mientras lo acicalas, comprueba si hay llagas, sarpullidos o signos de infección, como enrojecimiento, olor, sensibilidad o inflamación en la piel, en las orejas, la nariz, la boca y los ojos, y en las patas. Los oídos deben oler bien, sin demasiada cera o mugre en su interior, y los ojos deben estar claros, sin enrojecimiento ni secreción. Tu cuidadoso examen semanal te ayudará a detectar a tiempo posibles problemas de salud.

Niños y otras mascotas

Mientras que los Bulldogs ingleses son conocidos por ser cariñosos con los niños, los Shar-Peis chinos no tienen la misma adoración innata por los pequeños humanos. Los Bull-Peis pueden ir en cualquier dirección. Si son criados desde cachorros, lo más probable es que sean excesivamente protectores con todos los miembros de su hogar.

Los Bull-Peis pueden ser más adecuados para hogares con niños mayores que sepan cómo comportarse e interactuar con los animales.

Pueden llevarse bien con otros perros, si son criados con ellos. Los Shar-Pei pueden ser agresivos y territoriales, por lo que si el Bull-Pei tiene más de este lado de la reserva genética de los padres, serían una mejor mascota en solitario.

Se recomienda encarecidamente una estrecha supervisión con otros animales. Esta raza mixta podría ser propensa a perseguir gatos y otros animales pequeños.

Aprende más sobre este cachorro leyendo sobre sus razas parentales, el Shar-Pei chino y el Bulldog inglés.

Deja un comentario