Norwegian Elkhound: Características y Comportamiento

La preciosa raza de perro Norwegian Elkhound , con su cara de lobo, se deleita en la vida. Son muy inteligentes y tienen un gran sentido del humor. Te echarán una carrera alrededor de la isla de la cocina, invertirán la dirección cuando lo hagas y luego aullarán por pura diversión. Aunque se trata de perros de raza pura, algunos pueden acabar al cuidado de refugios o rescates.

Considere la posibilidad de adoptarlo si esta es su raza. Audaz, enérgico y protector, el alkhound noruego es un excelente perro guardián y vigilante. Los Elkhounds son totalmente devotos de sus familias. Cuando usted está disgustado, este vikingo de corazón tierno apoyará su cabeza en su regazo.

Adaptable y cariñoso, tanto los padres experimentados como los novatos se enamorarán fácilmente de estos perros. Sólo tiene que asegurarse de que puede hacer mucho ejercicio para satisfacer sus altos niveles de energía. Ah, y prepárate para lidiar con un poco de muda. recomienda esta cama para perros para dar una buena noche de sueño a su Elkhound noruego de tamaño medio. ¡También debe recoger este perro de-shedder para su cachorro de alta shedding!

Más sobre esta raza Norwegian Elkhound

El sabueso noruego se utilizaba originalmente para cazar alces y otros animales de caza mayor. El nombre de esta antigua raza es un completo error; no estaban destinados a cazar alces, y no son sabuesos. En noruego, Norsk Elghund significa «perro de alce», y en alemán, elch significa «alce» – probablemente parte de la razón de la confusión en inglés.

Dejando de lado la historia lingüística, el Elkhound tiene una resistencia fenomenal. Mientras cazaba, saltaba adelante y atrás y alrededor del alce, el oso o el lobo, manteniéndolo en un lugar y ladrando sin parar hasta que llegaba el cazador.

Aunque la mayoría de las personas que viven con un Elkhound noruego hoy en día no cazan fuera de la nevera, piense en su intrépida y activa estrategia de hacer ruido antes de elegir traer un Elkhound a su vida. Los Elkhounds noruegos son conocidos por ladrar, y aunque el rasgo puede ser entrenado fuera de algunos, no se puede apostar por ello.

Lo que este antecedente significa para el dueño de un perro promedio es que el trabajo de obediencia exigente no está en la imagen. Estará bien en obediencia básica y será un gran perro de familia, pero entienda claramente que complacerle a usted no es el punto más alto en su lista de tareas. No se trata de un Golden Retriever, así que vaya a buscar sus propias zapatillas. En general, los juguetes no le interesan. Le encanta perseguir pelotas, pero puedes olvidarte de que te las devuelva.

Eso es lo que pasa cuando compartes tu corazón y tu casa con un pensador independiente. Querrá algo a cambio del trabajo de obediencia -que considera inútil- y puedes olvidarte de una palmadita en la cabeza como recompensa. Si quiere motivar a su Elkhound en el adiestramiento y formar una asociación, será mejor que tenga a mano un suministro constante de golosinas. Sin embargo, una vez que el Elkhound se vincula contigo, seréis una pareja inseparable en lo que a él respecta.

Los Elkhounds noruegos tienen un carácter tan fuerte que pueden apoderarse de un hogar si se les da media oportunidad. Les encanta el papel dominante, y sin el entrenamiento y la socialización adecuados, esto puede convertirse en un problema. El adiestramiento puede ser difícil, y necesitan un dueño firme y constante.

Naturalmente, prefieren un clima invernal con mucha nieve para jugar. Un verdadero aventurero, el Elkhound quiere que su aventura ocurra al aire libre. El ejercicio diario prolongado es una necesidad, por lo que si no está preparado para convertir sus costumbres de teleadicto en las de un hombre al aire libre, piénselo dos veces: si no puede seguir el ritmo, pronto se encontrará con una casa llena de pertenencias destruidas que encontraron su destino cuando él encontró la forma de gastar su interminable energía. No es de extrañar que el Elkhound destaque en las pruebas de rendimiento de movimiento rápido, como la agilidad.

Una vez que está en el exterior, el Elkhound puede ver una presa que tiene que rastrear, y es probable que elija ignorar sus llamadas para que regrese. Gracias a su fuerte impulso de presa, los Elkhounds pueden incluso perseguir a su presa a través de ventanas de cristal; y aunque fueron criados para rastrear pero no para atacar a la caza, se sabe que han matado a la caza por su cuenta.

Dicho esto, los alkhounds noruegos son perros cariñosos que son miembros devotos y maravillosos de la familia. Son excelentes con los niños y son magníficos perros guardianes, tratando a los extraños con un recelo natural. Les encanta la atención y es difícil encontrar un compañero más leal.

El sabueso noruego se utilizaba originalmente para cazar alces y otros animales de caza mayor. El nombre de esta antigua raza es un completo error; no estaban destinados a cazar alces, y no son sabuesos. En noruego, Norsk Elghund significa «perro de alce», y en alemán, elch significa «alce» – probablemente parte de la razón de la confusión en inglés.

Dejando de lado la historia lingüística, el Elkhound tiene una resistencia fenomenal. Mientras cazaba, saltaba adelante y atrás y alrededor del alce, el oso o el lobo, manteniéndolo en un lugar y ladrando sin parar hasta que llegaba el cazador.

Aunque la mayoría de las personas que viven con un Elkhound noruego hoy en día no cazan fuera de la nevera, piense en su intrépida y activa estrategia de hacer ruido antes de elegir traer un Elkhound a su vida. Los Elkhounds noruegos son conocidos por ladrar, y aunque el rasgo puede ser entrenado fuera de algunos, no se puede apostar por ello.

Lo que este antecedente significa para el dueño de un perro promedio es que el trabajo de obediencia exigente no está en la imagen. Estará bien en obediencia básica y será un gran perro de familia, pero entienda claramente que complacerle a usted no es el punto más alto en su lista de tareas. No se trata de un Golden Retriever, así que vaya a buscar sus propias zapatillas. En general, los juguetes no le interesan. Le encanta perseguir pelotas, pero puedes olvidarte de que te las devuelva.

Eso es lo que pasa cuando compartes tu corazón y tu casa con un pensador independiente. Querrá algo a cambio del trabajo de obediencia -que considera inútil- y puedes olvidarte de una palmadita en la cabeza como recompensa. Si quiere motivar a su Elkhound en el adiestramiento y formar una asociación, será mejor que tenga a mano un suministro constante de golosinas. Sin embargo, una vez que el Elkhound se vincula contigo, seréis una pareja inseparable en lo que a él respecta.

Los Elkhounds noruegos tienen un carácter tan fuerte que pueden apoderarse de un hogar si se les da media oportunidad. Les encanta el papel dominante, y sin el entrenamiento y la socialización adecuados, esto puede convertirse en un problema. El adiestramiento puede ser difícil, y necesitan un dueño firme y constante.

Naturalmente, prefieren un clima invernal con mucha nieve para jugar. Un verdadero aventurero, el Elkhound quiere que su aventura ocurra al aire libre. El ejercicio diario prolongado es una necesidad, por lo que si no está preparado para convertir sus costumbres de teleadicto en las de un hombre al aire libre, piénselo dos veces: si no puede seguir el ritmo, pronto se encontrará con una casa llena de pertenencias destruidas que encontraron su destino cuando él encontró la forma de gastar su interminable energía. No es de extrañar que el Elkhound destaque en las pruebas de rendimiento de movimiento rápido, como la agilidad.

Una vez que está en el exterior, el Elkhound puede ver una presa que tiene que rastrear, y es probable que elija ignorar sus llamadas para que regrese. Gracias a su fuerte impulso de presa, los Elkhounds pueden incluso perseguir a su presa a través de ventanas de cristal; y aunque fueron criados para rastrear pero no para atacar a la caza, se sabe que han matado a la caza por su cuenta.

Dicho esto, los alkhounds noruegos son perros cariñosos que son miembros devotos y maravillosos de la familia. Son excelentes con los niños y son magníficos perros guardianes, tratando a los extraños con un recelo natural. Les encanta la atención y es difícil encontrar un compañero más leal.

Historia

El Elkhound noruego tiene su origen en el impresionantemente bello y accidentado país de Noruega. Su origen se remonta a unos mil años atrás, donde los vikingos utilizaban una raza de perro similar en forma y tamaño para la vigilancia y la caza.

Es posible que la raza se remonte hasta el año 5000 a.C., ya que junto a otros artefactos de una cultura primitiva, los arqueólogos han encontrado esqueletos de perros muy parecidos a la forma del alkhound noruego. Aunque su historia exacta se pierde en el tiempo, hay pocas dudas de que esta raza está estrechamente entrelazada con la historia de la humanidad.

El alkhound noruego ha sido un elemento habitual en la historia no sólo de los vikingos, sino de la cultura noruega en general. La raza se ha utilizado para vigilar rebaños, manadas y hogares; y para cazar animales de caza mayor como el oso y el alce. Su papel en la caza consistía en rastrear primero a su presa y luego mantenerla a raya ladrando hasta que el cazador pudiera llegar para matar al animal.

El alkhound noruego se convirtió en una raza de interés después de que la Asociación de Cazadores Noruegos celebrara su primera exposición canina en 1877. Poco después, los criadores empezaron a esforzarse por crear un estándar y registros de la raza, y también por convertir al alkhound noruego en un competidor serio en el ring de conformación.

Hoy en día, el alkhound noruego es un maravilloso compañero familiar y se desempeña bien en una variedad de deportes y carreras caninas, incluyendo conformación, agilidad, obediencia, flyball, estilo libre, rastreo, vigilancia, pastoreo, trineo y búsqueda y rescate. Los alkhounds noruegos se siguen utilizando en su capacidad original como perros de caza.

Tamaño

El Elkhound noruego es un perro de tamaño medio, con una altura media de 20,5 pulgadas. Los machos pesan en promedio 55 libras; las hembras 48 libras.

Personalidad

Pensadores independientes, a estos payasos extrovertidos les gusta estar donde está la acción. Se ven a sí mismos conviviendo contigo, no necesariamente por debajo de ti en la cadena de mando.

Pueden ser difíciles de entrenar debido a esa independencia, pero pueden conseguirlo si eres firme y consistente. Sin embargo, si no eres una persona firme, este perro te pasará por encima. Y aunque la constancia es fundamental, los métodos de adiestramiento duros no funcionan bien.

Increíblemente devoto, es protector si no directamente posesivo con su familia. Apegado y leal, es el más feliz de estar contigo todo el tiempo y le encanta tu atención e interacción. Perro guardián nato, pero no agresivo por naturaleza, su ladrido le proporciona un nivel de seguridad frente a los intrusos.

El temperamento se ve afectado por una serie de factores, como la herencia, el adiestramiento y la socialización. Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones, y están dispuestos a acercarse a las personas y a ser abrazados por ellas. Elige el cachorro intermedio, no el que pega a sus compañeros de camada o el que se esconde en un rincón.

Conoce siempre al menos a uno de los padres -normalmente la madre es la que está disponible- para asegurarte de que tienen un temperamento agradable con el que te sientas cómodo. Conocer a los hermanos u otros familiares de los padres también es útil para evaluar cómo será el cachorro cuando crezca.

Como todos los perros, el Elkhound necesita una socialización temprana -exposición a muchas personas, vistas, sonidos y experiencias diferentes- cuando es joven. La socialización ayuda a garantizar que su cachorro de Elkhound crezca y se convierta en un perro completo.

Inscribirlo en una clase de jardín de infancia para cachorros es un buen comienzo. Invitar a las visitas con regularidad y llevarle a parques concurridos, a tiendas que admiten perros y a paseos tranquilos para conocer a los vecinos también le ayudará a pulir sus habilidades sociales.

Salud

Los Elkhounds son generalmente saludables, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. No todos los Elkhounds padecerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante conocerlas si estás considerando esta raza.

Si vas a comprar un cachorro, busca un buen criador que te muestre las autorizaciones sanitarias de los dos padres de tu cachorro. Las autorizaciones sanitarias demuestran que un perro ha sido sometido a pruebas y ha sido absuelto de una condición particular.

En el caso de los Elkhounds, debe esperar ver las autorizaciones de salud de la Fundación Ortopédica para Animales (OFA) para la displasia de cadera (con una puntuación de regular o mejor), la displasia de codo, el hipotiroidismo y la enfermedad de von Willebrand; de la Universidad de Auburn para la trombopatía; y de la Fundación del Registro Ocular Canino (CERF) que certifica que los ojos son normales. Puede confirmar las autorizaciones sanitarias consultando el sitio web de la OFA (offa.org).

Síndrome de Fanconi: Se trata de una enfermedad grave y hereditaria que afecta a los riñones y a los túbulos que reabsorben sustancias. Esto provoca niveles inadecuados de calcio, glucosa, fosfato, sodio y aminoácidos. Los síntomas, que suelen comenzar con un exceso de orina y sed, pueden aparecer entre el año y los siete años de edad. A medida que la enfermedad avanza y los riñones empiezan a fallar, los síntomas incluyen pérdida de peso, desgaste muscular, dolor muscular, letargo, pérdida de apetito y vómitos. Si no se trata, la enfermedad es mortal. Si se detecta a tiempo y se trata con un tratamiento adecuado, los perros afectados pueden estar bien. El tratamiento incluye medicación, cambio de dieta y suministro constante de agua fresca.

Hipotiroidismo: Es un trastorno de la glándula tiroides. Se cree que es responsable de afecciones como la epilepsia, la alopecia (pérdida de cabello), la obesidad, el letargo, la hiperpigmentación, la pioderma y otras afecciones de la piel. Se trata con medicación y dieta.

Atrofia retiniana progresiva (ARP): Se trata de una familia de enfermedades oculares que implica el deterioro gradual de la retina. Al principio de la enfermedad, los perros afectados se vuelven ciegos de noche; pierden la vista durante el día a medida que la enfermedad progresa. Muchos perros afectados se adaptan bien a su visión limitada o perdida, siempre que su entorno siga siendo el mismo.

Quistes sebáceos: Son quistes foliculares que se forman bajo la piel del perro. Pueden tener un tamaño desde pequeño hasta tan grande como una nuez, y ocasionalmente se abren, expulsando una masa blanca y espesa. El tratamiento habitual es la extirpación quirúrgica.

Cuidados

El Elkhound noruego requiere ejercicio diario (los criadores recomiendan 30 minutos dos veces al día), no sólo para quemar energía sino también para ayudarle a mantener un peso saludable. Excepcionalmente motivado por la comida, puede llegar a ser obeso (fíjese en esos enormes y conmovedores ojos marrones que apuntan a su cena), y se requiere una alimentación y un ejercicio adecuados durante toda su vida.

Se desenvuelve bien en apartamentos, pero es ladrador, así que tenlo en cuenta. Un hogar con un patio vallado es más adecuado. Podría vivir en el exterior porque es muy resistente, pero prefiere estar dentro de casa contigo.

El adiestramiento en jaulas beneficia a todos los perros y es una forma amable de asegurarse de que su Elkhound no tenga accidentes en la casa ni se meta en cosas que no debería. Un cajón es también un lugar donde puede retirarse para una siesta. El adiestramiento en jaulas a una edad temprana ayudará a su Elkhound a aceptar el confinamiento si alguna vez necesita ser internado u hospitalizado.

Sin embargo, nunca meta a su Elkhound en un cajón todo el día. No es una cárcel, y no debería pasar más de unas pocas horas seguidas en ella, excepto cuando duerme por la noche (si es que duerme allí – va a preferir estar en tu cama contigo). Los Elkhounds son perros de personas, y no están hechos para pasar su vida encerrados en una jaula o perrera.

Alimentación

Cantidad diaria recomendada: De 2 a 2,5 tazas de alimento seco de alta calidad al día, repartidas en dos comidas.

Nota: La cantidad de comida de su perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad. Los perros son individuos, como las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de comida. Ni que decir tiene que un perro muy activo necesitará más que un perro de sofá. La calidad de la comida para perros que compres también marca la diferencia: cuanto mejor sea la comida para perros, mayor será su aporte nutricional y menos tendrás que sacudirla en el cuenco de tu perro.

Recuerde que los Elkhounds están muy motivados por la comida y pueden convertirse en mendigos consumados. Así que si no puedes resistirte a darle a escondidas las sobras de la mesa, y si no puedes proporcionarle el alto nivel de ejercicio que requiere, podrías encontrarte con un perro obeso.

Mantenga a su Elkhound en buena forma midiendo su comida y alimentándolo dos veces al día en lugar de dejarle comida fuera todo el tiempo. Si no estás seguro de si tiene sobrepeso, hazle la prueba de la vista y la de las manos.

En primer lugar, mira hacia abajo. Deberías poder ver su cintura. A continuación, pon tus manos en su espalda, con los pulgares a lo largo de la columna vertebral y los dedos extendidos hacia abajo. Deberías poder sentir pero no ver sus costillas sin tener que presionar con fuerza. Si no puedes, necesita menos comida y más ejercicio.

Para más información sobre la alimentación de tu Elkhound, consulta nuestras directrices para comprar la comida adecuada, alimentar a tu cachorro y alimentar a tu perro adulto.

Color del pelaje y cuidado

El Elkhound, una raza del norte, tiene un pelaje doble que desprende suciedad y es resistente a la intemperie. La capa superior es corta y gruesa, y se extiende suavemente. El subpelo es denso, lanoso y suave al tacto.

El Elkhound suele ser de color gris medio con pelos de guarda de punta negra acentuados por una gran cantidad de plata clara. Típicamente hay una coloración gris más oscura en la silla de montar, y punta negra en las orejas y la cola. Su pecho y melena son de un gris más claro. El Elkhound se muestra en conformación en un estado natural, sin ningún recorte.

La mayor parte del año no muda demasiado, pero dos o tres veces al año se le cae el pelo y muda como un loco. Requiere un cepillado semanal, posiblemente más cuando muda; pero su pelaje es bastante fácil de mantener. Sin embargo, si te gusta una casa fastidiosamente limpia, otra raza sería una mejor opción.

El Elkhound noruego tiende a ser una raza limpia en cuanto a su pelaje, que naturalmente expulsa los restos (normalmente sobre su sofá o su ropa). Por lo general, no huele demasiado a perro y requiere baños sólo cuando es absolutamente necesario. Cuando lo bañes, es importante que utilices un champú para perros de alta calidad.

Cepilla los dientes de tu Elkhound al menos dos o tres veces por semana para eliminar la acumulación de sarro y las bacterias que se esconden en él. El cepillado diario es aún mejor si quieres prevenir las enfermedades de las encías y el mal aliento.

Recorta las uñas una o dos veces al mes si tu perro no las desgasta de forma natural para evitar desgarros dolorosos y otros problemas. Si puedes oírlas chocar contra el suelo, es que están demasiado largas. Las uñas de los pies de los perros tienen vasos sanguíneos, y si cortas demasiado puedes provocar una hemorragia, y tu perro puede no cooperar la próxima vez que vea salir el cortaúñas. Así que, si no tienes experiencia en cortar las uñas de los perros, pide indicaciones a un veterinario o peluquero.

Hay que revisar sus orejas semanalmente para ver si están enrojecidas o tienen mal olor, lo que puede indicar una infección. Cuando revises los oídos de tu perro, límpialos con un algodón humedecido con un limpiador de oídos suave y de pH equilibrado para ayudar a prevenir las infecciones. No introduzcas nada en el conducto auditivo; sólo limpia el oído externo.

Comienza a acostumbrar a tu Elkhound a ser cepillado y examinado cuando es un cachorro. Manipule sus patas con frecuencia -los perros son sensibles a sus pies- y mire dentro de su boca. Convierta el aseo en una experiencia positiva llena de elogios y recompensas, y sentará las bases para facilitar los exámenes veterinarios y otras manipulaciones cuando sea adulto.

Mientras lo acicalas, comprueba si hay llagas, sarpullidos o signos de infección, como enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en la piel, en la nariz, la boca y los ojos, y en las patas. Los ojos deben estar limpios, sin enrojecimiento ni secreción. Su cuidadoso examen semanal le ayudará a detectar a tiempo posibles problemas de salud.

Deja un comentario