Labradane: Características y Comportamiento

El Labradane es un perro mestizo, un cruce entre las razas de perro Labrador Retriever y Gran Danés. Leales, cariñosos y juguetones, estos cachorros heredan algunas de las mejores cualidades de sus dos padres. Puede encontrar estos perros de raza mixta en refugios y rescates, así que recuerde adoptar siempre. No compre si quiere añadir uno de estos cachorros a su hogar.

Los labradanes tienen fama de ser gigantes gentiles que establecen vínculos afectivos con adultos y niños por igual. Esta raza es muy sociable y siempre estará dispuesta a pasar el rato con usted. El tamaño extra grande del perro hace que llame la atención de los transeúntes cuando sale a pasear. Sólo recuerde que se trata de un perro muy grande, y que va a necesitar un espacio adecuado tanto dentro de su casa como fuera para hacer ejercicio.

Más sobre esta raza Labradane

Los labradores son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres Labrador Retriever o Gran Danés.

Los colores más comunes del pelaje de los labradanes son el marrón, el negro y el blanco. Suelen ser colores sólidos, aunque en algunos casos pueden aparecer pequeñas marcas.

El pelaje corto y denso del Labradano se desprende más en primavera y necesitará ser cepillado unas dos veces por semana.

Los labradanes adoran a los humanos y necesitan espacios grandes. Les iría mejor en familias numerosas con casas grandes, en lugar de en apartamentos para una sola persona.

El Labradano es genial con los niños, aunque a veces se olvidan de su propio tamaño. También son bastante protectores con los miembros de su familia humana.

Los labradanes tienden a comer en exceso o demasiado rápido, lo que puede provocar hinchazón u obesidad. Sigue un horario de alimentación y asegúrate de que tu perro no engulle su comida demasiado rápido.

Los labradores son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres Labrador Retriever o Gran Danés.

Los colores más comunes del pelaje de los labradanes son el marrón, el negro y el blanco. Suelen ser colores sólidos, aunque en algunos casos pueden aparecer pequeñas marcas.

El pelaje corto y denso del Labradano se desprende más en primavera y necesitará ser cepillado unas dos veces por semana.

Los labradanes adoran a los humanos y necesitan espacios grandes. Les iría mejor en familias numerosas con casas grandes, en lugar de en apartamentos para una sola persona.

El Labradano es genial con los niños, aunque a veces se olvidan de su propio tamaño. También son bastante protectores con los miembros de su familia humana.

Los labradanes tienden a comer en exceso o demasiado rápido, lo que puede provocar hinchazón u obesidad. Sigue un horario de alimentación y asegúrate de que tu perro no engulle su comida demasiado rápido.

Tamaño

El labrador suele describirse como un perro grande o incluso gigante. Al ser una raza de perro más reciente, los estándares de tamaño exactos pueden variar, pero con la herencia del Labrador y el Gran Danés, definitivamente puedes esperar que tu perro esté en el extremo más grande de la escala.

La mayoría pesa entre 100 y 180 libras y su altura oscila entre 24 y 30 pulgadas. Las hembras de labrador pueden ser a veces un poco más pequeñas que los machos.

Personalidad

Si le preguntas a un propietario de un Labradane cómo describiría a su perro, normalmente le oirás hablar de un compañero leal y amistoso. La reputación de gigante amable que ha adquirido la raza está muy justificada. A este perro le encanta pasar el rato con los humanos siempre que sea posible, aunque en ocasiones puede ser receloso con los extraños.

Por supuesto, debido al enorme tamaño del Labradano, esta es también una raza mixta que necesita un nivel decente de ejercicio. Los paseos a paso ligero son excelentes para ellos, y el labradán siempre es una estrella en el parque canino local. Sólo hay que tener en cuenta que a veces pueden actuar de forma un poco tonta y no siempre se dan cuenta de su propio tamaño.

No hace falta decir que los perros grandes necesitan espacios grandes para vivir. Pero el carácter leal del labrador también significa que puede sufrir problemas de ansiedad por separación. Es preferible un entorno familiar grande; no es un perro para una persona sola que viva en un apartamento.

Salud

Los labradanes se consideran generalmente perros sanos -aunque la raza es un perro de pecho profundo, lo que puede conducir a problemas digestivos y a la hinchazón. Las razas parentales del labradán también suelen ser propensas a desarrollar displasia de codo y de cadera. Como siempre, es importante programar visitas regulares de bienestar con el veterinario de tu perro.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los labradanes son:

  • Displasia de cadera y de codo
  • Hinchazón
  • Panosteitis

Cuidados

Al igual que con todos los perros, es importante mantener las revisiones veterinarias periódicas de tu labradano para detectar a tiempo cualquier problema de salud. Su veterinario puede ayudarle a desarrollar una rutina de cuidados que mantenga a su perro sano.

Los labradanes pueden volverse obesos debido a la sobrealimentación; considere servir comidas más pequeñas y controladas a lo largo del día en lugar de dejar que el perro se alimente libremente.

Los paseos dos veces al día son lo normal para un labradano. Si usted es un corredor, no dude en llevar a su perro a correr. Los labradanes necesitan mantener un régimen de ejercicio estructurado a lo largo de su vida, no sólo para mantenerse tonificados sino para evitar cualquier problema de movilidad que pueda surgir de la inactividad. A esta raza también le gusta que la estimulen mentalmente, así que proporciónele juguetes interactivos y considere la posibilidad de añadir variedad a las sesiones de juego y a las rutas de paseo.

Las distintivas orejas caídas del Labdradano deben limpiarse con un paño húmedo al menos una vez a la semana. Esto ayudará a evitar las infecciones.

Considere la posibilidad de cepillar los dientes de su Labradano un par de veces a la semana – aunque consulte a su veterinario para obtener consejos precisos sobre cómo hacerlo.

Alimentación

Una dieta ideal para los labradianos debe estar formulada para una raza de tamaño grande y energía media. Los labradanes necesitan seguir una dieta saludable. A menudo son conocidos por comer en exceso, lo que puede causar hinchazón y obesidad y también dar lugar a problemas de movilidad más tarde en la vida.

Al igual que ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del labradán cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta, y seguirán cambiando en sus años de jubilación. Debe pedirle a su veterinario que le recomiende la dieta de su labradano, ya que hay demasiadas variaciones entre los perros individuales, incluyendo el peso, la energía y la salud, como para hacer una recomendación específica.

Color del pelaje y cuidado

El marrón, el negro y el blanco son los colores más comunes del pelaje de los Labradanes. La raza suele ser del mismo color en su totalidad, aunque en algunos casos pueden aparecer pequeñas marcas.

Los labradanes tienen un pelaje corto y denso. Su pelo corto debe cepillarse dos veces a la semana como parte de una rutina de aseo regular, aunque en los meses de primavera puede notarse una muda algo más abundante de lo habitual, por lo que hay que actualizar el régimen según convenga. Se recomienda bañar a su Labradano una vez al mes.

La raza suele vivir bien en todos los climas, aunque, cuando hace calor, hay que asegurarse de que el agotamiento por calor no sea un riesgo durante los paseos.

Niños y otras mascotas

Si tienes niños, buenas noticias: El labradán suele ser estupendo con ellos. Se trata de una raza juguetona a la que le gusta crear vínculos estrechos con los seres humanos de su vida. Los labradanes también pueden llegar a ser bastante protectores con las personas con las que conviven. Sin embargo, si tiene niños muy pequeños, asegúrese de supervisar las sesiones de juego, ya que a veces este gentil gigante del mundo canino se olvida de su gran tamaño.

El Labradano suele ser tolerante con otros animales, incluidos los perros. Aunque siempre hay que tener precaución antes de presentar a nuevas mascotas.

Al igual que con todos los perros, la socialización temprana vale la pena cuando se adopta un labradano, así que asegúrese de recompensar a su perro por su buen comportamiento y de seguir un régimen de adiestramiento adecuado cuando lo lleve a casa.

Deja un comentario