Leucemia (aguda) en perros

La leucemia linfoblástica aguda es una enfermedad en la que los linfoblastos cancerosos (células que se encuentran en la etapa inicial de desarrollo) y los prolinfocitos (células en la etapa intermedia de desarrollo) se reproducen y luego circulan por el torrente sanguíneo, ingresando a los órganos del cuerpo. Estas células también se infiltrarán tanto en el interior de la médula ósea como en el exterior (extramedular) de la médula ósea, desplazando las células madre hematopoyéticas.

Leucemia linfoblástica aguda en perros

Las células hematopoyéticas son los precursores normales y sanos de los glóbulos rojos, linfocitos, eritrocitos, plaquetas, eosinófilos, neutrófilos, macrófagos y mastocitos. Los perros con esta enfermedad adquirirán inmunidad deteriorada y estarán propensos a contraer infecciones.

Síntomas y tipos

  • Enfermedad generalizada, sin síntomas específicos
  • Pequeñas manchas púrpuras no elevadas en la piel, por hemorragias debajo de la piel (petequias), o manchas rojo púrpura oscuro en las encías, por rotura de vasos sanguíneos debajo de la piel (equimótica)
  • Síntomas inconstantes, dependiendo de qué órganos hayan sido infiltrados por células neoplásicas (anormales)

Causas

  • Causas sospechosas pero no comprobadas en perros:
    • Radiación ionizante
    • Virus que causan cáncer
    • Agentes químicos

Diagnóstico

Deberá proporcionarle a su veterinario un historial completo de la salud de su perro y la aparición de los síntomas. Su veterinario realizará un examen físico completo en su perro, teniendo en cuenta el historial médico de antecedentes y los posibles incidentes que podrían haber precipitado esta afección. Se realizará un perfil sanguíneo completo, incluido un perfil sanguíneo químico, un hemograma completo y un análisis de orina. Si se sospecha de cáncer, su médico también necesitará tomar biopsias (muestras) de médula ósea para un examen microscópico (citológico) de las células. Si hay células cancerosas malignas, el examen mostrará infiltración linfoblástica de la médula ósea. También se pueden tomar radiografías abdominales para verificar si hay agrandamiento del hígado y / o agrandamiento del bazo.

Tratamiento

Normalmente, los pacientes pueden ser tratados de forma ambulatoria. Sin embargo, si su perro tiene niveles bajos de glóbulos rojos, plaquetas (las células responsables de la coagulación) u otros factores de coagulación de la sangre, debe ser hospitalizado y recibir transfusiones de sangre para evitar un sangrado excesivo. Si su perro ha sido diagnosticado con leucemia, su veterinario también le recetará un medicamento quimioterapéutico para detener el crecimiento de células malignas. Deberá usar guantes cuando le dé este medicamento a su perro.

Vida y gestión

Si a su perro se le diagnostica leucemia, deberá mantenerlo aislado de otros animales. El sistema de su perro carecerá de una respuesta inmune (inmunodeprimido) como resultado tanto del cáncer como de la terapia. En el proceso de destruir las células cancerosas de rápido crecimiento, la quimioterapia también destruirá los glóbulos blancos responsables de combatir la invasión, lo que hará que su mascota sea propensa a las infecciones. Incluso un simple resfriado puede convertirse rápidamente en un caso fatal de neumonía. Los glóbulos rojos también pueden verse afectados, un posible efecto secundario de un recuento bajo de glóbulos rojos es la anemia.

Y las plaquetas sanguíneas, las células responsables de la coagulación (coagulación), también pueden verse afectadas. Un recuento bajo de plaquetas puede provocar hematomas y sangrado excesivo. Los animales que padecen este trastorno son propensos a sufrir hemorragias por falta de plaquetas. Su veterinario programará citas de seguimiento para controlar el recuento de sangre periférica y el estado de la médula ósea de su mascota. Desafortunadamente, el pronóstico de la leucemia linfoblástica aguda es grave.

Deja un comentario