Perro de granja danés y sueco: Características y Comportamiento

La raza de perro de granja danés y sueco (DSF) o Dansk-svensk gårdshund es también conocida como Pinscher danés . Estos perros proceden de Dinamarca y del sur de Suecia. Tradicionalmente vivían en las granjas y eran criados para realizar varios trabajos, como la caza, el rastreo y la vigilancia. Aunque se trata de perros de raza pura, todavía puede encontrarlos en refugios y rescates. Recuerde que debe adoptar. No compre si esta es la raza para usted.

El FDS también es un excelente compañero debido a su dulce temperamento. Estos perros son conocidos por ser suaves y tranquilos, lo que los hace adecuados para familias, así como para cazadores. Uno de estos perros sería una fantástica adición a su hogar siempre que esté dispuesto a estimular y ejercitar a su perro. No tienen ningún problema en holgazanear por la casa, pero asegúrese de que su perro realice un trabajo, como alguna forma de caza o rastreo, para lograr una felicidad óptima.

Más sobre esta raza perro de granja danés y sueco

Aspectos destacados

El perro de granja danés-sueco se presenta en una variedad de pelajes tricolores y bicolores. Los colores estándar de esta raza son el blanco, el marrón y el negro.

El pelaje de esta raza es muy fácil de mantener. Sin embargo, pierde bastante pelo, por lo que estos perros no se recomiendan para familias con alergias.

Debido al origen cinegético y de trabajo de la raza, estos perros requieren mucho ejercicio. Tampoco les irá bien si se les deja solos durante muchas horas del día.

Aunque el perro de granja danés-sueco puede ser bueno con los niños, también es importante enseñar a los niños a jugar con los perros correctamente y supervisar siempre los momentos de juego.

El perro de granja danés-sueco se lleva bien con otros animales domésticos y se nutre de la compañía. Sin embargo, su gran instinto de presa lo hace inadecuado para mascotas muy pequeñas, como hámsters, conejos o roedores.

Aspectos destacados

El perro de granja danés-sueco se presenta en una variedad de pelajes tricolores y bicolores. Los colores estándar de esta raza son el blanco, el marrón y el negro.

El pelaje de esta raza es muy fácil de mantener. Sin embargo, pierde bastante pelo, por lo que estos perros no se recomiendan para familias con alergias.

Debido al origen cinegético y de trabajo de la raza, estos perros requieren mucho ejercicio. Tampoco les irá bien si se les deja solos durante muchas horas del día.

Aunque el perro de granja danés-sueco puede ser bueno con los niños, también es importante enseñar a los niños a jugar con los perros correctamente y supervisar siempre los momentos de juego.

El perro de granja danés-sueco se lleva bien con otros animales domésticos y se nutre de la compañía. Sin embargo, su gran instinto de presa lo hace inadecuado para mascotas muy pequeñas, como hámsters, conejos o roedores.

Tamaño

El perro de granja danés-sueco tiende a tener un tamaño pequeño constante con una altura media de 13 pulgadas y un peso medio de 17 libras.

Algunos perros pueden ser más pequeños o más grandes que la media de su raza.

Personalidad

El perro de granja danés-sueco es un paquete de alegría con mucha energía. Debido al origen de caza y trabajo de la raza, estos perros requieren mucho ejercicio pero también les encanta acurrucarse con la familia. Se llevan muy bien con los niños y con otros perros, e incluso se les puede entrenar para que les guste el felino de la casa. Sin embargo, si no está dispuesto o no es capaz de proporcionarle suficiente ejercicio, podría hacer más difícil la convivencia con uno, teniendo en cuenta que la raza vive para trabajar.

Esta raza es conocida por tener un excelente temperamento y se lleva bien con la mayoría de personas, lugares y cosas. Sólo asegúrese de que no planea dejarlos solos durante largos períodos de tiempo. Necesitan la compañía de personas u otros animales.

Como la mayoría de las razas, el perro de granja danés-sueco necesita una socialización temprana. La exposición a nuevas personas, lugares, vistas y sonidos. Esto garantizará un perro adulto seguro y completo.

Salud

El perro de granja danés-sueco no tiene problemas de salud específicos o recurrentes. Siempre se recomiendan las vacunas de rutina y una dieta saludable. Consulte a su veterinario para obtener más información.

Esta raza no tiene problemas de salud conocidos y debe recibir los mismos cuidados que cualquier otra raza con revisiones rutinarias.

Cuidados

Su perro de granja danés-sueco, al igual que todos los perros, debe someterse a las revisiones rutinarias y a las vacunas para mantener a su mascota sana.

El DSF requiere mucho ejercicio o estimulación en forma de caza o juego. Corta sus uñas cuando sea necesario, antes de que estén demasiado largas, normalmente una o dos veces al mes. No deben chocar contra el suelo. El peluquero o el veterinario pueden ayudarte con esto.

Una de las tareas más duras en el cuidado de cualquier animal es mantener su salud bucal. Debes cepillar los dientes de tu perro un mínimo de tres veces por semana. Tu veterinario puede instruirte sobre cómo cepillar los dientes de tu perro correctamente y ayudarte con la recomendación de masticables dentales.

Si notas que tu perro arrastra el trasero o «se escabulle», es posible que necesite que le expriman las glándulas anales, lo cual es común entre los perros pequeños. Puedes hacerlo tú mismo o, mejor aún, dejar que tu veterinario o peluquero se encargue de esta desagradable tarea.

Limpie los restos o la acumulación de los ojos de su perro según sea necesario con un paño limpio y húmedo.

Alimentación

El Danish-Swedish Farmdog se comporta bien con una dieta de alta calidad formulada para perros pequeños y activos. Como advertencia, debe vigilar lo que come su DSF. Se trata de una raza cazadora y puede optar por comer caza menor, como roedores, si se le permite salir al exterior sin supervisión.

Las necesidades dietéticas del perro de granja danés-sueco cambiarán desde la etapa de cachorro hasta la edad adulta, y seguirán cambiando en sus años de madurez. Debe pedir a su veterinario recomendaciones sobre la dieta de su raza, ya que hay mucha variación entre los perros individuales.

Color del pelaje y cuidado

El perro de granja danés-sueco se presenta en una variedad de pelajes tricolores y bicolores. Los colores estándar de esta raza son el blanco, el marrón y el negro.

El DSF tiene un pelaje corto y recto con una densidad normal. Este tipo de pelaje es muy fácil de mantener con un cepillado regular y un baño sólo cuando sea necesario. El DSF muda bastante, por lo que no se recomienda para familias con alergias. El DSF debe ser cepillado y tener sus uñas y orejas cortadas y limpiadas regularmente.

Niños y otras mascotas

El perro de granja danés-sueco tiene un excelente temperamento y es muy fácil de llevar. Este perro es excelente con las familias y los niños. Pero aunque la raza sea buena con los niños, también es importante asegurarse de que los niños son buenos con los perros. Enséñeles a jugar con los perros correctamente y supervise siempre el tiempo de juego. Si lo hace, el DSF es un excelente compañero.

El perro de granja danés-sueco se lleva bien con otros animales domésticos y se nutre de la compañía. El DSF se lleva muy bien con otros perros y le encanta jugar. Lo único de lo que debe cuidarse es de las presas, así que no se acerque a los conejos, hurones, hámsters y cualquier otro animal de esta categoría, ya que está en su naturaleza cazar. Si se le socializa correctamente, el gato doméstico estará bien.

En definitiva, el perro de granja danés-sueco es un excelente compañero doméstico para las familias, los niños y otros animales de compañía (siempre que sean más grandes que un conejo). Aun así, asegúrese de socializar a su mascota desde el principio para que crezca siendo extrovertida y se lleve bien con los recién llegados.

Deja un comentario