La raza Catahoula Leopard Dog tiene un aspecto llamativo y una fuerte ética de trabajo. Son un perro duro, criado para trabajar en pantanos y bosques, y requieren un líder que sea firme y constante, con tiempo para mantenerlos ocupados. Aunque se trata de perros raros de raza pura, puede encontrarlos al cuidado de grupos de rescate o refugios. Recuerde que debe adoptar. ¡No compre si quiere llevar un perro a casa! Estos cachorros son muy cariñosos con sus humanos, pero necesitan mucho ejercicio. Estarán mejor en un hogar con un patio grande y vallado y con padres experimentados. Si puede satisfacer sus necesidades, tendrá un miembro de la familia muy cariñoso que le mantendrá alerta.

Más sobre esta raza Catahoula Leopard

El «perro de los cerdos» de Luisiana es un jambalaya de perros nativos americanos, mastines españoles y galgos. Los catahoulas fueron creados para rastrear y conducir a los cerdos y al ganado salvaje cuando llegaba el momento de sacrificarlos, y no es de extrañar que sean agresivamente resueltos en su trabajo.

Este perro resistente y a la vez sorprendentemente bello puede tener un pelaje manchado, atigrado, sólido o con parches de muchos colores. Otras características físicas destacadas son sus pies palmeados, que le permiten nadar bien y trabajar en zonas blandas y pantanosas, y sus ojos, que pueden ser azules, verdes, marrones o ámbar. Algunos Catahoulas tienen ojos que son cada uno de un color diferente u ojos «agrietados»: dos colores diferentes dentro del mismo ojo.

En consonancia con su herencia como perros de pastoreo y conducción, los Catahoulas desconfían de los extraños. Son protectores de sus familias y opinan sobre quién es y quién no es digno de confianza. Las personas que viven con ellos dicen que son excelentes jueces del carácter.

Es de esperar que este perro trabajador e independiente reciba al menos una hora de ejercicio extenuante al día, así como una guía firme durante el adiestramiento. Cuando se satisfacen sus necesidades de ejercicio y liderazgo, los Catahoulas son compañeros cariñosos, tranquilos y dedicados.

El «perro de los cerdos» de Luisiana es un jambalaya de perros nativos americanos, mastines españoles y galgos. Los catahoulas fueron creados para rastrear y conducir a los cerdos y al ganado salvaje cuando llegaba el momento de sacrificarlos, y no es de extrañar que sean agresivamente resueltos en su trabajo.

Este perro resistente y a la vez sorprendentemente bello puede tener un pelaje manchado, atigrado, sólido o con parches de muchos colores. Otras características físicas destacadas son sus pies palmeados, que le permiten nadar bien y trabajar en zonas blandas y pantanosas, y sus ojos, que pueden ser azules, verdes, marrones o ámbar. Algunos Catahoulas tienen ojos que son cada uno de un color diferente u ojos «agrietados»: dos colores diferentes dentro del mismo ojo.

En consonancia con su herencia como perros de pastoreo y conducción, los Catahoulas desconfían de los extraños. Son protectores de sus familias y opinan sobre quién es y quién no es digno de confianza. Las personas que viven con ellos dicen que son excelentes jueces del carácter.

Es de esperar que este perro trabajador e independiente reciba al menos una hora de ejercicio extenuante al día, así como una guía firme durante el adiestramiento. Cuando se satisfacen sus necesidades de ejercicio y liderazgo, los Catahoulas son compañeros cariñosos, tranquilos y dedicados.

Historia

Llamado así por una palabra india choctaw que significa «lago sagrado», el Catahoula es originario del norte de Luisiana, cerca del lago Catahoula. Probablemente sea el producto de cruces entre perros locales y los sabuesos, mastines y galgos traídos a la zona por los exploradores españoles. A veces se les conoce como Catahoula curs, Catahoula leopard curs o Catahoula hounds, pero el nombre se cambió oficialmente a Louisiana Catahoula Leopard Dog cuando se convirtió en el perro del estado de Luisiana. El Catahoula se utilizaba para rastrear y acorralar a los cerdos salvajes que vagaban por los bosques, de ahí el nombre de perro de cerdos con el que a veces se le conoce.

La Asociación de Catahoula de Luisiana se formó en 1976, seguida por la Asociación Nacional de Catahoulas de Luisiana en 1977. Otras organizaciones son la Asociación de Criadores de Catahoula Cur, que registra a los Catahoulas, y la Asociación Americana de Catahoula, que trabaja para promover y mantener la conformación y la capacidad de trabajo de la raza a través de exposiciones, clínicas, ensayos y pruebas certificadas. Los eventos incluyen Treeing, Hog Bay, Cow Bay y Cow Trials. La raza fue nombrada perro estatal de Luisiana en 1979.

El United Kennel Club fue el primer registro canino nacional en reconocer al Catahoula, en 1995. El Catahoula entró en el Servicio de la Fundación del Kennel Club Americano, que mantiene los registros de las razas raras, en 1996. Todavía no ha cumplido los requisitos para ser reconocido por el AKC y no puede participar en eventos de conformación del AKC.

El Catahoula es un perro único con una herencia fascinante y una gran capacidad de trabajo. No es apto para vivir con todas las familias, pero cuando uno se compromete con uno y forma un vínculo con él, se tiene un protector y compañero firme para toda la vida.

Tamaño

Machos, 22 a 26 pulgadas en el hombro y 65 a 90 libras; hembras, 20 a 24 pulgadas en el hombro y 50 a 65 libras.

Personalidad

El Catahoula adecuado no es agresivo con las personas. Se muestra desconfiado con los extraños, pero nunca tímido. Con los miembros de la familia, es cariñoso y protector. Los machos pueden ser agresivos con otros perros machos y, en general, los Catahoula trabajan de forma agresiva, algo necesario para acorralar a los cerdos o al ganado rebeldes. Su instinto es rastrear y arrear la caza, y si eso no es una opción para ellos, necesitan alguna otra salida para su energía. Los Catahoulas son excelentes perros guardianes y ladrarán una advertencia o se pondrán en alerta cuando se acerquen extraños. Trátelos con firmeza pero con justicia. No aceptan los malos tratos ni el abuso físico.

El temperamento se ve afectado por una serie de factores, como la herencia, el adiestramiento y la socialización. Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones, y están dispuestos a acercarse a las personas y a ser abrazados por ellas. Elija el cachorro intermedio, no el que pega a sus compañeros de camada o el que se esconde en un rincón. Conozca siempre al menos a uno de los padres -normalmente la madre es la que está disponible- para asegurarse de que tienen un temperamento agradable con el que se siente cómodo. Conocer a los hermanos u otros familiares de los padres también es útil para evaluar cómo será el cachorro cuando crezca.

Como todo perro, un Catahoula necesita una socialización temprana -exposición a muchas personas, vistas, sonidos y experiencias diferentes- cuando es joven, y debería continuar durante toda su vida. La socialización ayuda a garantizar que su cachorro de Catahoula crezca como un perro completo. Inscribirlo en una clase de jardín de infancia para cachorros es un buen comienzo. Invitar a las visitas con regularidad y llevarle a parques concurridos, a tiendas que admiten perros y a paseos tranquilos para conocer a los vecinos también le ayudará a pulir sus habilidades sociales.

Salud

Los Catahoulas son generalmente saludables, pero como todas las razas, pueden estar sujetos a ciertas condiciones de salud. No todos los Catahoulas padecerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante conocerlas si está considerando esta raza.

Si vas a comprar un cachorro, busca un buen criador que te muestre las autorizaciones sanitarias de los dos padres del cachorro. Las autorizaciones sanitarias demuestran que un perro ha sido sometido a pruebas y ha sido absuelto de una enfermedad concreta. Dado que algunos problemas de salud no aparecen hasta que el perro alcanza la plena madurez, las autorizaciones sanitarias no se expiden a perros menores de 2 años. Busca un criador que no críe a sus perros hasta que tengan dos o tres años.

En los Catahoulas, busca las autorizaciones de salud de ambos padres de la Fundación Ortopédica para Animales para las caderas, y de la Fundación del Registro Ocular Canino, que certifique que los ojos están sanos.

Los siguientes problemas pueden darse en la raza:

Displasia de cadera canina (CHD). Se trata de una enfermedad hereditaria en la que el hueso del muslo no encaja bien en la articulación de la cadera, lo que acaba provocando cojera o artritis. La Fundación Ortopédica para los Animales o el Programa de Mejora de la Cadera de la Universidad de Pensilvania (PennHIP) se encargan de realizar las radiografías para detectar la displasia de cadera. Los perros con displasia de cadera no deben ser criados.

Sordera: Debido a que los Catahoulas son portadores del gen de la coloración merle, que está relacionado con la sordera, la pérdida de audición unilateral (de un solo lado) y bilateral (de ambos lados) también es una preocupación en la raza. Antes de comprarlo, pruebe el oído de un cachorro poniéndose detrás de él y aplaudiendo o haciendo algún otro ruido inesperado y vea si responde. También puede hacer que el perro se someta a una prueba de audición en un centro BAER (respuesta auditiva evocada del tronco cerebral) recomendado por su veterinario.

Cuidados

El Catahoula no es un perro que pueda ser atado en el patio y dejado solo. Necesita compañía y ejercicio y debe estar tan familiarizado con el interior de su casa como con el patio.

Las vallas electrónicas subterráneas no son adecuadas para esta raza. Un Catahoula ignorará el choque si ve que otro perro se acerca a su territorio, y la falta de una barrera sólida significa que otros perros pueden entrar en el patio, lo que puede llevar a una pelea seria.

Prevea darle al menos una hora de ejercicio diario. Ocupa su mente con sesiones de entrenamiento o actividades divertidas.

Comience el entrenamiento el día que traiga a su cachorro Catahoula a casa. Es inteligente y aprende rápidamente, pero necesita un líder fuerte. Para obtener los mejores resultados, sea paciente, firme y constante para desarrollar el vínculo más fuerte con su Catahoula. Hágale saber lo que espera, y luego déjelo trabajar. Busque siempre comportamientos que pueda recompensar en lugar de castigarlo por las infracciones. Las correcciones duras pueden dañar la confianza en sí mismo y la personalidad del perro. La práctica regular del adiestramiento y la interacción social ayudarán a que la convivencia sea feliz. Un Catahoula aburrido o solitario es destructivo en sus intentos de entretenerse.

Si se es constante y se sigue un horario, el adiestramiento en el hogar resulta fácil para el Catahoula. El adiestramiento en jaulas ayuda en este proceso y evita que su cachorro de Catahoula muerda cosas que no debe o se meta en problemas cuando usted no está cerca para supervisar. Una jaula también le proporciona un refugio seguro donde puede retirarse cuando se sienta abrumado o cansado. Nunca utilices la jaula como un lugar de castigo.

El adiestramiento con la correa también es importante, sobre todo porque su Catahoula tirará con fuerza. Los buenos modales con la correa son esenciales para el estado de sus músculos, su propia felicidad y la seguridad de su Catahoula. Tiene un fuerte impulso de presa, así que nunca lo pasees sin correa en cualquier lugar donde pueda encontrarse con perros desconocidos u otros animales.

La socialización temprana y frecuente es una necesidad para esta raza, especialmente si quiere que su Catahoula sea amigable con otros animales o al menos los tolere, especialmente otros perros. Las clases de socialización para cachorros son un buen comienzo, pero la socialización no debe terminar ahí. Visite muchas tiendas, parques y eventos en los que se admitan perros, y preséntele el mayor número de personas posible, tanto en su casa como en público

Con un adiestramiento adecuado, constancia y socialización, tu Catahoula será un maravilloso miembro de la familia que te protegerá y amará incondicionalmente.

Alimentación

Cantidad diaria recomendada: De 3 38 a 5 18 tazas de un alimento de alta calidad para perros al día, dividido en dos comidas. Para evitar el vólvulo de dilatación gástrica, también conocido como hinchazón, retener la comida y el agua durante al menos una hora después del ejercicio vigoroso.

La cantidad de comida de su perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad. Los perros son individuos, como las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de comida. Ni que decir tiene que un perro muy activo necesitará más que un perro de sofá. La calidad de la comida para perros que compres también marca la diferencia: cuanto mejor sea la comida para perros, mayor será su aporte nutricional y menos tendrás que sacudirla en el cuenco de tu perro.

Mantén a tu Catahoula en buena forma midiendo su comida y dándosela dos veces al día en lugar de dejarle comida fuera todo el tiempo. Si no estás seguro de si tiene sobrepeso, hazle la prueba del ojo y de la mano. Primero, míralo. Deberías poder ver su cintura. A continuación, pon tus manos en su espalda, con los pulgares a lo largo de la columna vertebral y los dedos extendidos hacia abajo. Deberías poder sentir pero no ver sus costillas sin tener que presionar con fuerza. Si no puedes, necesita menos comida y más ejercicio.

Para más información sobre la alimentación de tu Catahoula, consulta nuestras pautas para comprar la comida adecuada, alimentar a tu cachorro y alimentar a tu perro adulto.

Color del Pelaje y Aseo

El pelaje simple del Catahoula, de longitud corta a media, está pegado al cuerpo. Su textura puede variar de suave a áspera.

Los Catahoulas se encuentran en muchos colores y patrones de pelaje. Pueden tener puntos de color, o ribetes, situados en el pecho, las mejillas, encima de los ojos, o en las patas, la parte inferior del cuerpo o debajo de la cola. El patrón de leopardo tiene un color base con manchas contrastadas de uno o más colores. Los sólidos tienen un solo color de pelaje. Las cerdas pueden tener un color de base claro u oscuro con rayas en contraste. Los Catahoulas con pelaje de patchwork pueden o no tener un color sólido predominante con uno o más parches de diferentes tamaños y colores colocados al azar en el cuerpo. Los colores ricos y profundos son preferibles a los colores más claros, pero ningún color de pelaje o patrón es más valioso que otro.

Un cepillado semanal mantiene el pelaje del Catahoula limpio y brillante y ayuda a reducir la muda. El pelaje se desprende de forma ligera a moderada durante todo el año. Un baño suele ser necesario sólo un par de veces al año.

Otras necesidades de aseo incluyen la higiene dental y el cuidado de las uñas. Cepille los dientes de su Catahoula al menos dos o tres veces por semana para eliminar la acumulación de sarro y las bacterias que lo acompañan. Es mejor hacerlo a diario. Córtale las uñas una o dos veces al mes, o cuando sea necesario. Si puede oír el chasquido de las uñas en el suelo, es que están demasiado largas. Las uñas cortas mantienen los pies en buen estado y no se enganchan en la alfombra y se desgarran

Revisa las orejas semanalmente para asegurarte de que no hay restos, enrojecimiento o inflamación. Limpie las orejas cuando sea necesario con un algodón y un limpiador recomendado por el criador de su perro o por su veterinario. Limpia alrededor del borde exterior del canal auditivo y no introduzcas la bola de algodón más allá del primer nudillo de tu dedo.

Comienza a acostumbrar a tu Catahoula a ser cepillado y examinado cuando es un cachorro. Manipule sus patas con frecuencia -los perros son sensibles a sus pies- y mire dentro de su boca y sus orejas. Convierta el aseo en una experiencia positiva llena de elogios y recompensas, y sentará las bases para facilitar los exámenes veterinarios y otras manipulaciones cuando sea adulto.

Artículo anteriorBullmatian: Características y Comportamiento
Artículo siguienteCrestado chino: Características y Comportamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí