Cav-a-Jack: Características y Comportamiento

El Cav-a-Jack es un perro mestizo, un cruce entre las razas Cavalier King Charles Spaniel y Jack Russell Terrier. Enérgicos, amistosos y juguetones, estos cachorros heredan algunas de las mejores cualidades de sus dos padres. Puede encontrar estos perros de raza mixta en refugios y rescates específicos de raza, así que recuerde adoptar siempre. No compre si quiere añadir un Cav-a-Jack a su hogar.

El Cav-a-Jack es un gran perro para un propietario primerizo. Estos cachorros son juguetones y sociables; les encanta pasar tiempo con la gente y serán grandes compañeros de juego para los niños pequeños de su casa. También tienen un lado travieso. Debido al tamaño más pequeño de esta raza mixta, se adaptan a la vida en un apartamento, siempre y cuando se asegure de cumplir con sus requisitos de ejercicio. Los Cav-a-Jacks son conocidos por ser perros inteligentes y curiosos que se beneficiarán de los juguetes interactivos en su entorno.

Más sobre esta raza Cav-a-Jack

Aspectos destacados

El Cav-a-Jack es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Cavalier King Charles Spaniel o Jack Russell Terrier.

El pelaje del Cav-a-Jack suele ser predominantemente blanco, con marcas adicionales que pueden ser de color canela, negro y marrón.

Deberás comprometerte a realizar sesiones de cepillado semanales, y no dudes en aumentar la frecuencia durante los meses de mayor muda.

A pesar de su pequeño tamaño, el Cav-a-Jack es un perro con grandes necesidades de energía y ejercicio. Intenta que haga al menos una hora de ejercicio al día, y procura que los paseos sean enérgicos.

Los Cav-a-Jacks y los niños se llevan muy bien. Aun así, debes supervisar las sesiones de juego entre los niños y los perros.

En general, los Cav-a-Jacks no suelen ser la mejor opción para un hogar con un gato. A menudo pueden ver a los felinos como una presa a la que perseguir.

Aspectos destacados

El Cav-a-Jack es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Cavalier King Charles Spaniel o Jack Russell Terrier.

El pelaje del Cav-a-Jack suele ser predominantemente blanco, con marcas adicionales que pueden ser de color canela, negro y marrón.

Deberás comprometerte a realizar sesiones de cepillado semanales, y no dudes en aumentar la frecuencia durante los meses de mayor muda.

A pesar de su pequeño tamaño, el Cav-a-Jack es un perro con grandes necesidades de energía y ejercicio. Intenta que haga al menos una hora de ejercicio al día, y procura que los paseos sean enérgicos.

Los Cav-a-Jacks y los niños se llevan muy bien. Aun así, debes supervisar las sesiones de juego entre los niños y los perros.

En general, los Cav-a-Jacks no suelen ser la mejor opción para un hogar con un gato. A menudo pueden ver a los felinos como una presa a la que perseguir.

Tamaño

El Cav-a-Jack es un perro pequeño. Como siempre ocurre con las nuevas razas de perros mixtas, los estándares de tamaño exactos pueden variar.

La mayoría pesa entre 13 y 18 libras y su altura oscila entre 10 y 17 pulgadas. Las hembras de Cav-a-Jacks pueden ser notablemente más pequeñas que los machos.

Personalidad

Cuando se trata de la personalidad del Cav-a-Jack, se puede pensar en esta raza mixta como un niño pequeño, enérgico y curioso. Siempre aceptará la opción de una sesión de juego; aunque, debido a la inteligencia de la raza, querrá variar las cosas y definitivamente incluir juguetes inteligentes en su entorno diario.

Para equilibrar el lado juguetón de la raza mixta, también les encanta estar cerca de la gente: el Cav-a-Jack es definitivamente un perro que se convertirá en un gran compañero para los jóvenes y los ancianos por igual. De hecho, no es un perro que deba dejarse solo todo el día. Haga del Cav-a-Jack una parte clave de su familia y se encontrará viviendo con un gran perro.

Como aviso: El Cav-a-Jack tiene un lado peleón e independiente, por lo que tendrás que asegurarte de que el adiestramiento sea el adecuado desde el principio.

Salud

Los Cav-a-Jacks se consideran generalmente perros sanos; aunque, la raza mixta puede estar predispuesta a algunas de las mismas condiciones que el Cavalier King Charles Spaniel y el Jack Russell Terrier. Como siempre, es importante programar visitas regulares de bienestar con el veterinario de su perro.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los Cav-a-Jacks son:

  • Cataratas
  • Luxación del cristalino
  • Sordera

Cuidados

A pesar de su pequeño tamaño, el Cav-a-Jack es un perro con grandes necesidades de energía y ejercicio. Intente hacer al menos una hora de ejercicio al día, y asegúrese de que los paseos sean enérgicos. Definitivamente agregue juegos de buscar y tareas de agilidad a su rutina al aire libre.

Si tiene acceso a un parque para perros seguro, descubrirá que a su Cav-a-Jack le encanta jugar con los demás cachorros. Tenga cuidado si tiene un patio: La naturaleza curiosa de esta raza mixta hace que pueda intentar escapar a través de los agujeros de la valla.

Es imprescindible que cuides los dientes de tu Cav-a-Jack. Deberás cepillarlos un par de veces a la semana; pide a tu veterinario habitual que te recomiende una pasta de dientes adecuada para la raza.

Debido a la afición del Cav-a-Jack por las sesiones de juego al aire libre, también querrás revisar sus orejas en busca de cualquier signo de suciedad o posible infección. Las uñas del perro también deberán cortarse dos veces al mes; pídele a tu veterinario que te enseñe cómo hacerlo si eres nuevo en la peluquería canina.

Alimentación

Una dieta ideal de Cav-a-Jack debe ser formulada para un perro pequeño con alta energía.

Los Cav-a-Jacks deben seguir una dieta saludable, ya que comer en exceso puede provocar un aumento de peso y problemas de salud asociados, especialmente si no se les ofrece un ejercicio adecuado.

Como ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del Cav-a-Jack cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta y seguirán cambiando en su tercera edad. Debe pedirle a su veterinario que le recomiende la dieta de su Cav-a-Jack, ya que hay demasiada variación entre los perros individuales, incluyendo el peso, la energía y la salud, como para hacer una recomendación específica.

Color del Pelaje y Aseo

El pelaje del Cav-a-Jack suele ser predominantemente blanco, con marcas adicionales que pueden ser de color canela, negro y marrón.

Su pelaje es corto y a veces un poco ondulado al tacto. Deberá comprometerse a realizar sesiones de cepillado semanales, y no dude en aumentar la frecuencia durante los meses en los que se produce una mayor muda. Esto ayudará a mantener el pelaje suave y limpio y a evitar la aparición de alfombras. En cuanto a los baños, utilice los ojos y el olfato para saber si son necesarios, y bañe al perro después de cualquier sesión de juego al aire libre que esté muy sucia.

En general, el Cav-a-Jack es un perro que se adapta al clima. Pero tenga cuidado de equipar a su perro con un abrigo canino a la moda si hace mucho frío en el exterior, y proporcione siempre agua fresca y sombra durante los meses más calurosos.

Niños y otras mascotas

Los Cav-a-Jacks y los niños se llevan muy bien. La raza es juguetona y sociable. No se sorprenda si su Cav-a-Jack y sus hijos se convierten en los mejores compañeros de juego. Sólo asegúrese de que la socialización adecuada tenga lugar a una edad temprana para que ambas partes conozcan sus límites, especialmente si su Cav-a-Jack muestra una fuerte vena independiente.

En general, los Cav-a-Jacks no suelen ser la mejor opción para un hogar con un gato. A menudo pueden ver a los felinos como una presa a la que perseguir. Por lo tanto, asegúrese de que los límites entre el perro y otros animales domésticos se establezcan pronto y supervise las interacciones.

En última instancia, la socialización temprana realmente vale la pena con esta raza. Asegúrese de recompensar a su Cav-a-Jack por su buen comportamiento y de seguir un régimen de adiestramiento adecuado cuando lo traiga a casa.

Deja un comentario