Chi-Poo: Características y Comportamiento

El Chi-Poo es un perro mestizo, un cruce entre las razas Chihuahua y Caniche Toy o Teacup. Compactos, enérgicos y muy buenos con los niños, estos cachorros heredan algunas de las mejores cualidades de sus dos padres. Los Chi-Poos reciben varios nombres, como Choodle, Chipoodle, Poochi y Poohuahua. A pesar de su desafortunada condición de raza de diseño, puede encontrar estos perros de raza mixta en refugios y rescates. Así que recuerde adoptar. No compre.

Estos adorables cachorros son bastante versátiles. Son excelentes perros de apartamento para personas con estilos de vida activos y se adaptan bien a casas grandes o pequeñas con patio o sin él. Si desea un perro enérgico que no requiera una tonelada de ejercicio y que también actúe como perro guardián, alertándole de cualquier peligro potencial y de los visitantes, el Chi-Poo puede ser el perro adecuado para usted.

Más sobre esta raza Chi-Poo

Aspectos destacados

Los Chi-Poos son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres chihuahua o caniche.

Los principales colores de los Chi-Poos son: crema, marrón, azul, atigrado, plata, gris, leonado, blanco y negro. A veces su pelaje es sólido, y a veces tienen una mezcla de colores.

Estos perros suelen tener un pelaje de longitud media y, por lo general, se consideran una buena opción para los alérgicos. Hay Chi-Poos de pelaje más largo, así como Chi-Poos de pelaje más corto.

Los Chi-Poos pueden adaptarse a cualquier situación de vida. Apartamento o casa grande, persona sola o familia numerosa, se adaptan a cualquier lugar.

Los Chi-Poos no son especialmente adecuados para el clima extremo. Soportan mejor el calor que el frío, pero es posible que tengas que aplicarles protector solar para perros en verano.

Debido a que el Chi-Poo es un perro pequeño, puede ser fácilmente herido por niños demasiado excitados. Los Chi-Poos prefieren estar sobre todo con adultos o niños mayores que sepan jugar con suavidad.

Aspectos destacados

Los Chi-Poos son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres chihuahua o caniche.

Los principales colores de los Chi-Poos son: crema, marrón, azul, atigrado, plata, gris, leonado, blanco y negro. A veces su pelaje es sólido, y a veces tienen una mezcla de colores.

Estos perros suelen tener un pelaje de longitud media y, por lo general, se consideran una buena opción para los alérgicos. Hay Chi-Poos de pelaje más largo, así como Chi-Poos de pelaje más corto.

Los Chi-Poos pueden adaptarse a cualquier situación de vida. Apartamento o casa grande, persona sola o familia numerosa, se adaptan a cualquier lugar.

Los Chi-Poos no son especialmente adecuados para el clima extremo. Soportan mejor el calor que el frío, pero es posible que tengas que aplicarles protector solar para perros en verano.

Debido a que el Chi-Poo es un perro pequeño, puede ser fácilmente herido por niños demasiado excitados. Los Chi-Poos prefieren estar sobre todo con adultos o niños mayores que sepan jugar con suavidad.

Tamaño

Como el Chi-Poo es una raza relativamente nueva, hay pocos estándares en lo que respecta al tamaño. Dicho esto, al ser una mezcla de padres chihuahua y caniche toy, se puede esperar que los chi-poo sean del lado pequeño.

La mayoría pesa entre 5 y 20 libras y su altura oscila entre 5 y 15 pulgadas en el hombro. Sin embargo, muchos pueden ser más pequeños o más grandes.

Personalidad

Muchos amantes del Chi-Poo describen a sus perros como compañeros juguetones, inteligentes e independientes. Aunque tienen el tamaño de un perro faldero promedio, sus altos niveles de energía significan que probablemente les encantaría seguirte por toda la casa e involucrarse en tu rutina diaria.

Aunque a los dos perros padres, el Caniche y el Chihuahua, no les gusta quedarse solos, el Chi-poo es una anomalía. La mayoría de ellos se llevan bien con padres que trabajan y que tienen que salir de casa durante largos periodos.

Estos cachorros son enérgicos y definitivamente necesitarían estar con una persona que esté en movimiento u ocupada en la casa. Disfrutan viéndote e incluso disfrutarían participando en muchas actividades, incluyendo paseos y sesiones de juego. Aunque se les describe como enérgicos, no necesitan hacer demasiado ejercicio. Unos cuantos paseos cortos al día deberían ser suficientes, con muchos descansos para hacer sus necesidades. Asegúrese de tener un surtido de juguetes, ya que se entretendrán con gusto.

Se adaptan bien a las familias unipersonales y a los hogares grandes con niños. Realmente no puedes equivocarte con los Chi-Poos. Se adaptan a casi cualquier entorno.

Salud

La raza Chi-Poo está predispuesta a algunas de las mismas condiciones a las que también se enfrentan el Chihuahua y el Caniche. Aunque la mayoría son generalmente sanos, algunos pueden ser propensos a algunos problemas de salud, por lo que es importante mantener un buen cuidado y revisiones veterinarias regulares.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los Chi-Poo son:

  • Glándulas lagrimales hiperactivas
  • Hipoglucemia
  • Glaucoma
  • Luxación de rótula

Cuidados

Al igual que con todos los perros, debes estar al día con las revisiones veterinarias regulares de tu Chi-Poo para detectar a tiempo cualquier problema de salud. Tu veterinario puede ayudarte a desarrollar una rutina de cuidados que mantenga a tu perro sano.

Los Chi-Poos son propensos a los problemas digestivos, por lo que se recomiendan comidas pequeñas varias veces al día con alimentos de alta calidad.

Debido a la genética, pueden ser propensos a tener glándulas lagrimales hiperactivas, lo que puede causar manchas de lágrimas cerca de sus ojos. Mantener un pañuelo o un paño cerca y limpiarlos periódicamente puede minimizar las manchas de lágrimas.

Revisa diariamente sus orejas en busca de residuos y plagas y límpialas según las recomendaciones de tu veterinario. Corta las uñas de tu perro antes de que estén demasiado largas, normalmente una o dos veces al mes. No deben chocar contra el suelo. Tu peluquero puede ayudarte con esto.

Tu principal preocupación en cuanto al cuidado de tu Chi-Poo será mantener su salud bucal. Debes cepillar sus dientes a diario, ya que las razas pequeñas son propensas a los problemas dentales. Su veterinario puede indicarle cómo cepillar los dientes de su perro correctamente. Los mordedores dentales también pueden ayudar de forma significativa.

Alimentación

Los Chi-Poos son propensos a los problemas digestivos y a la hipoglucemia. Una dieta ideal consistiría en un alimento proteico de alta calidad formulado para perros pequeños.  Se recomiendan varias comidas pequeñas a lo largo del día.

Al igual que ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del Chi-Poo cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta y seguirán cambiando en su tercera edad. Debe pedirle a su veterinario que le recomiende la dieta de su Chi-Poo, ya que hay demasiada variación entre los perros individuales, incluyendo el peso, la energía y la salud, como para hacer una recomendación específica.

Color del pelaje y cuidado personal

El pelaje de los Chi-Poo suele ser una mezcla de los pelajes y colores de sus padres Caniche y Chihuahua. Los principales colores de los Chi-Poos son: crema, marrón, azul, atigrado, plateado, gris, leonado, blanco y negro. A veces su pelaje es sólido, y a veces tienen una mezcla de colores.

Suelen tener un pelaje de longitud media y, por lo general, se considera que son una buena opción para los alérgicos. Hay Chi-Poos de pelaje más largo, así como Chi-Poos de pelaje más corto. Su pelaje es bastante fácil de cepillar. Un buen cepillado una vez a la semana debería ser suficiente, pero durante la temporada de muda, es posible que desee aumentar los cepillados a dos veces por semana.

Los Chi-Poos no son especialmente adecuados para el clima extremo. Sin embargo, soportan mejor el calor que el frío. Es posible que en los meses de verano haya que aplicarles protector solar en las orejas, la nariz y las zonas sensibles donde hay menos cobertura de pelo.

Niños y otras mascotas

Debido a que el Chi-Poo es un perro pequeño, puede ser fácilmente herido por niños demasiado excitados. Los Chi-Poos prefieren estar sobre todo con adultos o niños mayores que sepan jugar con suavidad. Dicho esto, para los niños que aprenden pronto a acercarse y jugar correctamente con un perro pequeño, el Chi-Poo puede ser un compañero estupendo y activo. Siempre hay que pecar de precavido y nunca dejar a un niño pequeño sin supervisión con ningún perro, bajo ninguna circunstancia.

Cuando se trata de otros animales domésticos, los chi-poo pueden llevarse bien con otros animales si se les presenta de forma lenta y tranquila, y la socialización temprana ayudará a que esto vaya bien. Lo mejor es que se acostumbren pronto a otras mascotas. Si las características de los padres chihuahua prevalecen, este pequeño cachorro puede querer ser el líder de la manada en hogares con varios perros.

Los chi-Poos pueden aclimatarse a casi cualquier hogar. Sólo recuerda que la socialización temprana puede ayudarles a llevarse mejor con otros animales.

Deja un comentario