Chilier: Características y Comportamiento

El Chilier es un perro de raza mixta, un cruce entre las razas de perro Chihuahua y Cavalier King Charles Spaniel. Amigables, sociables y cariñosos, estos cachorros heredan algunos de los mejores rasgos de sus dos padres. El Chilier a veces se conoce también como Cavachi . Puede encontrar estos perros de raza mixta en refugios y rescates, así que recuerde adoptar siempre. No compre si está buscando añadir uno de estos cachorros a su hogar.

Esta raza mixta tiene una buena reputación por ser un perro muy centrado en la familia que disfruta estando rodeado de gente y se vinculará con los miembros de su familia muy rápidamente. También son relativamente relajados y tranquilos. Debido a su pequeño tamaño, suelen adaptarse a vivir en apartamentos, aunque sin duda prefieren tener acceso a un espacio exterior seguro y vallado. Si está pensando en adoptar un Chilier, tenga en cuenta que a menudo tienen una vena independiente muy fuerte que proviene de su lado chihuahua, y puede dar lugar a que el perro sea más difícil de entrenar de lo normal.

Más sobre esta raza Chilier

Aspectos destacados

El Chilier es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Chihuahua o Cavalier King Charles Spaniel.

El pelaje del Chilier suele venir en una gama de colores que incluye el negro, el marrón, el leonado, el gris y el blanco.

En cuanto al aseo, no se trata de una raza mixta que suele mudar mucho. Cepillar al perro una vez a la semana debería ser suficiente

El Chilier requiere alrededor de media hora de ejercicio diario, pero recuerde que estas sesiones deben ser intensas. Los paseos deben ser enérgicos.

Es muy importante cuidar los dientes de tu Chilier. El cepillado deberá realizarse al menos tres veces por semana

Los Chilier y los niños suelen hacer buena pareja. La raza es cariñosa y juguetona. Aun así, hay que supervisar todas las sesiones de juego entre perros y niños.

Aspectos destacados

El Chilier es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Chihuahua o Cavalier King Charles Spaniel.

El pelaje del Chilier suele venir en una gama de colores que incluye el negro, el marrón, el leonado, el gris y el blanco.

En cuanto al aseo, no se trata de una raza mixta que suele mudar mucho. Cepillar al perro una vez a la semana debería ser suficiente

El Chilier requiere alrededor de media hora de ejercicio diario, pero recuerde que estas sesiones deben ser intensas. Los paseos deben ser enérgicos.

Es muy importante cuidar los dientes de tu Chilier. El cepillado deberá realizarse al menos tres veces por semana

Los Chilier y los niños suelen hacer buena pareja. La raza es cariñosa y juguetona. Aun así, hay que supervisar todas las sesiones de juego entre perros y niños.

Tamaño

El Chilier es un perro pequeño. Como siempre ocurre con las nuevas razas de perros, los estándares de tamaño exactos pueden variar.

La mayoría pesa entre seis y doce libras y su altura oscila entre ocho y doce pulgadas. Las hembras de Chiliers son a veces notablemente más pequeñas que sus homólogos masculinos.

Personalidad

En general, el Chilier es un perro súper amistoso y muy centrado en las personas. Esta dulce raza mixta casi siempre demuestra ser cariñosa y afectuosa con los humanos en su vida. Les encanta que se les considere como una parte genuina de la familia, y están encantados de descansar y acurrucarse en el sofá durante las sesiones de relajación.

Recuerda que el Chilier es un perro muy inteligente. Los juguetes inteligentes interactivos son una necesidad para mantener al Chilier mentalmente estimulado y satisfecho.

Asimismo, aunque la raza no es la que más requiere en cuanto a la duración del ejercicio, las sesiones deben ser alegres y animadas. También hay que tener en cuenta que, debido a la herencia chihuahuense que hay en la mezcla, el perro a veces puede tener una fuerte vena de terquedad que se manifiesta; la raza puede incluso actuar de forma agresiva cuando está cerca de otros animales.

El Chilier es definitivamente una raza de perro mixta que se beneficia de vivir con un humano con fuerte experiencia en el entrenamiento de perros.

Salud

Los Chiliers son generalmente considerados como perros sanos; aunque, la raza puede estar predispuesta a algunas de las mismas condiciones que el Cavalier King Charles Spaniel y el Chihuahua enfrentan. Como siempre, es importante programar visitas regulares de bienestar con el veterinario de su perro.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los Chiliers son:

  • Displasia de cadera
  • Glaucoma
  • Luxación rotuliana

Cuidados

El Chilier requiere alrededor de media hora de ejercicio diario, pero recuerda que estas sesiones deben ser intensas. Los paseos deben ser enérgicos, o lo ideal es llevar a los perros a una zona segura sin correa o a un patio trasero vallado para que corran. Añada sin duda juegos de búsqueda y recuperación a la mezcla, y asegúrese de que los juguetes interactivos están presentes en el entorno del hogar y se rotan regularmente para mantener al perro mentalmente alerta.

Es muy importante cuidar los dientes de tu Chilier. El cepillado deberá realizarse al menos tres veces por semana; consulta con tu veterinario habitual sobre las mejores técnicas de cepillado y una marca de pasta dental adecuada para la raza.

A la hora de cortar las uñas del perro, procure hacerlo cada quince días. Después de las sesiones vigorosas al aire libre, revisa también las orejas de tu Chilier en busca de signos de suciedad o infección, junto con el examen de las almohadillas de las patas en busca de cualquier indicio de que puedan estar dañadas.

Alimentación

Una dieta Chilier ideal debe ser formulada para un perro pequeño con energía media o alta.

Los Chilier deben seguir una dieta saludable, ya que comer en exceso puede provocar un aumento de peso y problemas de salud asociados, especialmente si no se les ofrece un ejercicio adecuado.

Al igual que ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del Chilier cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta y seguirán cambiando en su tercera edad. Debe pedirle a su veterinario que le recomiende la dieta de su Chilier, ya que hay demasiada variación entre los perros individuales, incluyendo el peso, la energía y la salud, como para hacer una recomendación específica.

Color del pelaje y cuidado personal

El pelaje del Chilier suele presentarse en una gama de colores que incluye el negro, el marrón, el leonado, el gris y el blanco.

Debido a las razas parentales del Chilier, el pelaje puede ser tanto corto y recto como largo y ligeramente ondulado. En cuanto al aseo, no se trata de una raza mixta que suelte mucho pelo. Cepillar al perro una vez a la semana debería ser suficiente para mantener el pelaje en buena forma y libre de esteras, aunque debido a la variedad de longitudes de pelaje que puede tener la raza, consulte siempre con su veterinario para un régimen más adaptado.

El Chilier se desenvuelve mejor en climas moderados–los cambios extremos a veces pueden agravar a la raza mixta. Así que cuando haga más frío, asegúrate de ponerle un abrigo a tu Chilier, y asegúrate siempre de que haya sombra y agua fresca durante los meses más calurosos.

Niños y otras mascotas

Los Chiliers y los niños suelen hacer buena pareja. La raza es cariñosa y juguetona y le encantará participar en sesiones de juego improvisadas con los niños. Pero tenga en cuenta que en algunos casos puede surgir una vena muy obstinada e independiente, así que asegúrese de que tanto el perro como los niños estén debidamente socializados y supervisados desde el principio.

En general, los Chiliers están bien con otros animales domésticos bien adaptados. Sólo hay que asegurarse de que los límites entre el perro y los animales domésticos existentes se establezcan pronto y supervisar las interacciones.

En última instancia, la socialización temprana realmente vale la pena con esta raza mixta. Asegúrate de recompensar a tu Chilier por su buen comportamiento y de seguir un régimen de adiestramiento adecuado cuando lo lleves a casa con tu familia.

Deja un comentario