La epilepsia canina es una afección neurológica que se caracteriza por convulsiones recurrentes. Las convulsiones son episodios de actividad eléctrica anormal en el cerebro que pueden causar una variedad de síntomas, como espasmos musculares, pérdida de conciencia y pérdida de control de la vejiga o los intestinos.

La epilepsia canina puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo:

  • Idiopática: La causa de la epilepsia idiopática es desconocida. Esta es la forma más común de epilepsia canina, y representa aproximadamente el 70% de todos los casos.
  • Secundaria: La epilepsia secundaria es causada por una afección subyacente, como una lesión cerebral, una infección o un tumor.

Frecuencia de los ataques epilépticos de tu perro

La frecuencia de los ataques epilépticos de un perro puede variar mucho. Algunos perros pueden tener convulsiones solo una vez al año, mientras que otros pueden tener convulsiones varias veces al día.

En general, la frecuencia de las convulsiones tiende a disminuir con la edad. Los perros con epilepsia idiopática suelen tener convulsiones más frecuentes cuando son jóvenes y menos frecuentes a medida que envejecen.

La frecuencia de las convulsiones puede verse afectada por una serie de factores, incluyendo:

  • La causa de la epilepsia: Los perros con epilepsia secundaria suelen tener convulsiones más frecuentes que los perros con epilepsia idiopática.
  • El tratamiento: Los perros que reciben tratamiento con medicamentos anticonvulsivos suelen tener convulsiones menos frecuentes que los perros que no reciben tratamiento.
  • El estrés: El estrés puede desencadenar convulsiones en algunos perros.
  • El sueño: La falta de sueño puede aumentar el riesgo de convulsiones.
  • La dieta: Algunos alimentos pueden desencadenar convulsiones en algunos perros.

¿Cuántos ataques epilépticos puede tener un perro?

No hay un límite establecido para la cantidad de ataques epilépticos que puede tener un perro. Algunos perros pueden tener solo un ataque epiléptico a lo largo de su vida, mientras que otros pueden tener cientos de ataques.

Si su perro tiene más de un ataque epiléptico, es importante llevarlo al veterinario para que le hagan un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Diagnóstico de la Epilepsia en Perros

El diagnóstico de la epilepsia en perros se basa en un historial médico completo, un examen físico y pruebas de diagnóstico.

El veterinario le preguntará sobre el historial médico de su perro, incluidos los síntomas que ha experimentado, la frecuencia y la gravedad de las convulsiones, y cualquier factor que pueda desencadenar las convulsiones.

También realizará un examen físico completo de su perro, prestando especial atención al sistema nervioso.

En algunos casos, el veterinario puede recomendar pruebas de diagnóstico adicionales para descartar otras afecciones que pueden causar convulsiones. Estas pruebas pueden incluir:

  • Radiografías: Las radiografías pueden ayudar a descartar lesiones cerebrales.
  • Resonancia magnética: La resonancia magnética puede proporcionar imágenes detalladas del cerebro.
  • Tomografía computarizada: La tomografía computarizada puede proporcionar imágenes detalladas del cerebro.
  • Estudios neurológicos: Los estudios neurológicos pueden ayudar a evaluar la función neurológica del perro.

No products found.

Tratamiento y Manejo de la Epilepsia en Perros

El tratamiento de la epilepsia canina se basa en el uso de medicamentos anticonvulsivos. Los medicamentos anticonvulsivos ayudan a reducir la frecuencia y la gravedad de las convulsiones.

Los medicamentos anticonvulsivos más comunes para la epilepsia canina incluyen:

  • Fenobarbital: El fenobarbital es el medicamento anticonvulsivo más común para la epilepsia canina. Es un medicamento eficaz que suele ser bien tolerado por los perros.
  • Bromuro de potasio: El bromuro de potasio es un medicamento anticonvulsivo eficaz que suele ser bien tolerado por los perros.
  • Imepitoina: La imepitoina es un medicamento anticonvulsivo relativamente nuevo que es eficaz para controlar las convulsiones en perros con epilepsia idiopática.

En algunos casos, el veterinario puede recomendar el uso de una combinación de medicamentos anticonvulsivos para controlar las convulsiones.

Además del tratamiento con medicamentos anticonvulsivos, hay algunas cosas que los dueños de perros epilépticos pueden hacer para ayudar a controlar las convulsiones y mejorar la calidad de vida de sus perros:

  • Mantener un registro de las convulsiones: Esto ayudará al veterinario a determinar la frecuencia y la gravedad de las convulsiones.
  • Evitar los desencadenantes de las convulsiones: Si su perro tiene convulsiones desencadenadas por factores como el estrés, el ejercicio o la falta de sueño, intente evitar estos factores.
  • Proporcionar a su perro un ambiente seguro: Asegúrese de que su perro tenga un lugar seguro para descansar y dormir.
  • Mantener a su perro en un peso saludable: El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de convulsiones.
  • Eduque a su familia y amigos sobre la epilepsia de su perro: Esto ayudará a garantizar que su perro reciba el cuidado adecuado en caso de convulsión.

Los perros con epilepsia idiopática suelen tener un buen pronóstico. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de los perros con epilepsia idiopática pueden vivir una vida normal y activa.

Aquí hay algunos consejos específicos para los dueños de perros epilépticos:

  • Mantenga un registro de las convulsiones de su perro: Esto ayudará a su veterinario a determinar la frecuencia y la gravedad de las convulsiones.
  • Evite los desencadenantes de las convulsiones: Si su perro tiene convulsiones desencadenadas por factores como el estrés, el ejercicio o la falta de sueño, intente evitar estos factores.
  • Proporcione a su perro un ambiente seguro: Asegúrese de que su perro tenga un lugar seguro para descansar y dormir.
  • Mantenga a su perro en un peso saludable: El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de convulsiones.
  • Eduque a su familia y amigos sobre la epilepsia de su perro: Esto ayudará a garantizar que su perro reciba el cuidado adecuado en caso de convulsión.

Hay una serie de recursos disponibles para ayudar a los dueños de perros epilépticos. Estos recursos pueden incluir:

  • Grupos de apoyo: Los grupos de apoyo pueden proporcionar un espacio seguro para que los dueños compartan sus experiencias y obtengan apoyo de otros que están pasando por lo mismo.
  • Líneas directas: Las líneas directas pueden proporcionar apoyo emocional y asesoramiento a los dueños que lo necesitan.
  • Información en línea: Hay una serie de recursos en línea que pueden proporcionar información sobre la epilepsia canina y consejos para cuidar a un perro con epilepsia.

La epilepsia canina es una afección que puede afectar la vida de un perro. Con el tratamiento adecuado y el apoyo de su dueño, los perros con epilepsia pueden vivir una vida normal y activa.

Epilepsia Refractaria canina

La epilepsia refractaria canina es una forma de epilepsia que no responde al tratamiento con medicamentos anticonvulsivos. Los perros con epilepsia refractaria pueden tener convulsiones frecuentes o graves, lo que puede afectar su calidad de vida.

El tratamiento de la epilepsia refractaria canina puede ser un desafío. El veterinario puede considerar una variedad de opciones de tratamiento, incluyendo:

  • Ajustar la dosis o el tipo de medicamento anticonvulsivo: En algunos casos, aumentar la dosis o cambiar el tipo de medicamento anticonvulsivo puede ayudar a controlar las convulsiones.
  • Agregar un medicamento anticonvulsivo: En algunos casos, agregar un medicamento anticonvulsivo adicional puede ayudar a controlar las convulsiones.
  • Cirugía: En algunos casos, la cirugía puede ser una opción para tratar la epilepsia refractaria. La cirugía puede ser una opción para los perros con epilepsia secundaria que no responden al tratamiento con medicamentos.

Hay una serie de cosas que los dueños de perros epilépticos pueden hacer para ayudar a mejorar la calidad de vida de sus perros. Estas cosas incluyen:

  • Proporcionar un ambiente seguro: Asegúrese de que su perro tenga un lugar seguro para descansar y dormir.
  • Mantener a su perro en un peso saludable: El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de convulsiones.
  • Evitar los desencadenantes de las convulsiones: Si su perro tiene convulsiones desencadenadas por factores como el estrés, el ejercicio o la falta de sueño, intente evitar estos factores.
  • Mantener un registro de las convulsiones: Esto ayudará a su veterinario a determinar la frecuencia y la gravedad de las convulsiones.
  • Eduque a su familia y amigos sobre la epilepsia de su perro: Esto ayudará a garantizar que su perro reciba el cuidado adecuado en caso de convulsión.

Epilepsia en Perros Jóvenes y Mayores

La epilepsia en perros jóvenes es más común en perros de entre 6 meses y 5 años de edad. Esta forma de epilepsia se llama epilepsia idiopática, lo que significa que la causa es desconocida.

Los perros con epilepsia idiopática suelen tener convulsiones generalizadas, que son convulsiones que afectan todo el cuerpo. Las convulsiones generalizadas pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos.

El pronóstico para los perros con epilepsia idiopática es generalmente bueno. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de los perros con epilepsia idiopática pueden vivir una vida normal y activa.

La epilepsia en perros mayores es más común en perros de entre 7 y 10 años de edad. 

Esta forma de epilepsia puede ser causada por una serie de factores, incluyendo:

  • Lesiones cerebrales: Los perros con lesiones cerebrales pueden desarrollar convulsiones.
  • Tumores cerebrales: Los perros con tumores cerebrales pueden desarrollar convulsiones.
  • Enfermedades metabólicas: Las enfermedades metabólicas, como la diabetes mellitus, pueden causar convulsiones.

Los perros con epilepsia en perros mayores suelen tener convulsiones focales, que son convulsiones que afectan solo una parte del cuerpo. Las convulsiones focales pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos.

Artículo anteriorEntendiendo la Parálisis en Perros
Artículo siguientePerros Alaska Blanco

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí