Grifón de Bruselas: Características y Comportamiento

A menudo descrito como «lleno de importancia», el Grifón de Bruselas, parecido a un terrier, es feliz, valiente, animoso y cómico.

Su habilidad para escalar, junto con su curiosidad e imaginación, puede meterlo en problemas. Tengan cuidado de que no termine demasiado alto, donde podría caerse y romperse el cuello.

Un perro guardián alerta, el Grifón de Bruselas puede hacerse amigo de los huéspedes o puede ser cauteloso o incluso tímido con la gente nueva y las nuevas situaciones. La socialización es una necesidad para promover un temperamento seguro y estable.

La mayoría de los Grifones de Bruselas están bien con otras mascotas de la familia, pero si perciben una invasión de su espacio por un perro extraño, pueden mostrar una gran ferocidad, aunque es mayormente un farol y una fanfarronada.

¡Esta no es una raza ansiosa por complacer! El Grifón de Bruselas tiene una mente inteligente propia y sin una mano firme puede ser exigente y manipulador.

Grifón de Bruselas: Características

Entrenarle para que camine tranquilo con la correa puede llevar tiempo y paciencia, ya que puede ser obstinado y puede dar un salto acrobático y lanzarse.

Si puedes reírte de algunas de sus excentricidades pero te mantienes firme en las reglas generales de la casa, el Grifón de Bruselas es muy agradable y entretenido para vivir.

Como la mayoría de las razas del patrimonio de los terrier, es orgulloso y sensible y puede ponerse a la defensiva si se le maneja con dureza o se le provoca. Esta no es una raza para niños pequeños.

Si quieres un perro que…

  • Es fácil de llevar
  • Parece un pequeño terrier
  • Viene en un abrigo áspero y enjuto que no se desprende mucho
  • También viene en un abrigo corto si lo prefieres (pero ese se desprende)
  • Es una de las razas de juguete más valientes
  • Se toma a sí mismo muy en serio (lo que puede ser divertido de ver)
  • Es un perro guardián entusiasta
  • No necesita mucho ejercicio al aire libre

Un Grifón de Bruselas puede ser adecuado para usted.

Si no quieres tratar con…

  • La fragilidad de las razas de juguete (ver abajo)
  • La línea fina que necesitas para caminar con las razas de juguete, donde necesitas proteger su seguridad, pero requieres que se paren sobre sus propios cuatro pies y se comporten bien
  • Testarudez (una mente propia)
  • Ladridos excitables cuando se acercan extraños o perros extraños
  • Recorte regular de la capa áspera de alambre
  • Dificultades notorias para romper el hogar
  • Listas de espera (difíciles de encontrar) y un alto precio

Un Grifón de Bruselas puede no ser el adecuado para usted.

Grifón de Bruselas: Rasgos Físicos

Tenga en cuenta que la herencia del temperamento es menos predecible que la herencia de los rasgos físicos como el tamaño o la muda. El temperamento y el comportamiento también se forman por la crianza y el entrenamiento.

  • Puedes evitar algunos rasgos negativos eligiendo un perro ADULTO de un albergue de animales o de un grupo de rescate. Con un perro adulto, puedes ver fácilmente lo que estás consiguiendo, y muchos Grifones de Bruselas adultos ya han demostrado que no tienen características negativas.
  • Si quieres un cachorro, puedes evitar algunos rasgos negativos eligiendo el cachorro derecho. Por desgracia, normalmente no se puede saber si un cachorro ha heredado temperamento o problemas de salud hasta que crece.

Más rasgos y características del Grifón de Bruselas

Si estuviera considerando un Grifón de Bruselas, estaría más preocupado por…

  1. Fragilidad. Demasiada gente adquiere un cachorro de raza de juguete sin entender lo increíblemente frágil que es una raza de juguete. Se puede herir seriamente o matar a un cachorro de Grifón de Bruselas pisándolo o sentándose sobre él. Y los Grifones de Bruselas pueden herirse gravemente o matarse saltando de sus brazos o del fondo del sofá. Un perro más grande puede agarrar un Grifón de Bruselas y romperle el cuello con una rápida sacudida. Poseer una raza de juguete significa una constante supervisión y vigilancia de lo que pasa alrededor de tu pequeño perro. Los Grifones de Bruselas deben ser siempre mantenidos en el interior, en un patio cercado seguro, o con correa. Son demasiado fáciles de herir cuando no están bajo su completo control.Los Grifones de Bruselas no son adecuados para los niños pequeños, no importa lo bien que el niño quiera. Los niños no pueden evitar ser torpes, y que un niño tenga buenas intenciones es poco consuelo para un Grifón de Bruselas que ha sido accidentalmente pisado, sentado, rodado, apretado, o dejado caer en el patio. Muchos Grifones de Bruselas se sienten abrumados por las voces fuertes y los movimientos rápidos que los niños no pueden evitar hacer – y el estrés y el miedo (incluso las mordeduras defensivas) pueden ser el resultado.
  2. Sospecha potencial. Muchos Grifones de Bruselas harán un despliegue de ferocidad excitada (en otras palabras, se ponen nerviosos) cuando otras personas o animales se les acercan o cualquier cosa que consideren «suya». Suena divertido, pero no lo es. Sin una socialización cuidadosa, un Grifón de Bruselas puede sospechar de todo el mundo.
  3. Violación de la casa. Las razas de juguete casi siempre son difíciles de domar. Es tan fácil para ellos escabullirse detrás de una silla o debajo de una mesa pequeña, y sólo toma unos segundos para que se haga. Los resultados pueden ser difíciles de ver. Cuando no lo ves, no lo corriges – y así el mal hábito se establece. Si esperas entrenar a una raza de juguete, el entrenamiento constante de la caja es obligatorio. Las razas de juguete no deben ser soltadas en la casa por muchos meses, hasta que sus pequeños órganos internos se vuelvan lo suficientemente fuertes para un control confiable. 
  4. Testarudez y ladridos. Los Grifones de Bruselas tienen una mente propia y te harán demostrar que puedes hacer que hagan cosas. Por ejemplo, a menudo son demasiado rápidos para dar la alarma, así que debes enseñarles a no ladrar excesivamente y a dejar de ladrar cuando se lo digas. Esto sólo funciona si se establece una relación correcta entre tú y tu Grifón, donde tú eres el líder y él el seguidor.
  5. El acicalamiento. ¡Los Grifones de Bruselas con un pelaje suave son fáciles de cuidar! Pero los de pelo áspero requieren ser recortados cada pocos meses. Los puristas de la raza pueden decir que el pelo nunca debe ser recortado porque hace que el pelaje sea más suave y más propenso a la aparición de mates. En cambio, abogan por el recorte a mano (cada pelo muerto arrancado para que pueda crecer uno nuevo en su lugar). Pero en mi opinión, el pelado es demasiado largo e incómodo para el perro. Muchos peluqueros ya no lo hacen. Para los perros de compañía, creo que el recorte está bien.
  6. Problemas de salud. Los Grifones de Bruselas son susceptibles a los desórdenes articulares. También pueden tener problemas relacionados con sus deformidades físicas (su nariz aplastada y sus grandes ojos).

Deja un comentario