El Labsky es un perro mestizo, un cruce entre las razas de perro Labrador Retriever y Siberian Husky. Activos, inteligentes y leales, estos cachorros heredan algunas de las mejores cualidades de sus dos padres. Los Labskies también reciben el nombre de Huskador . A pesar de su imagen de alta gama, puede encontrar estos perros de raza mixta en refugios y rescates, así que recuerde adoptar siempre. ¡No compre!

Estos adorables caninos son mascotas familiares muy leales y devotas, y suelen ser muy fáciles de adiestrar y aprender rápidamente nuevas órdenes. Pero un aviso: Los labradores son perros a los que les gusta mantenerse activos, así que prepárese para muchos paseos extra largos. A menudo se les considera más inteligentes que la media de los perros, y los Labsky también se benefician de los juguetes interactivos para perros.

Más sobre esta raza Labsky

Aspectos destacados

El Labsky es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Labrador Retriever o Siberian Husky.

Los Labsky fueron criados por primera vez de forma intencionada en los años 90.

El Labsky es un perro de tamaño mediano a grande con mucha energía.

A los Labsky les suelen gustar las personas y el contacto humano. Suelen ser muy amigables.

El Labsky tiene un pelaje doble que requiere un cepillado diario.

Su pelaje puede ser blanco, negro, amarillo, marrón, rojo y gris, y muchas veces el pelaje será una mezcla de colores.

Los labradores pueden tener un alto impulso de presa y podrían ser más adecuados para hogares con mascotas del mismo tamaño.

Aspectos destacados

El Labsky es un perro de raza mixta. No son razas puras como sus padres Labrador Retriever o Siberian Husky.

Los Labsky fueron criados por primera vez de forma intencionada en los años 90.

El Labsky es un perro de tamaño mediano a grande con mucha energía.

A los Labsky les suelen gustar las personas y el contacto humano. Suelen ser muy amigables.

El Labsky tiene un pelaje doble que requiere un cepillado diario.

Su pelaje puede ser blanco, negro, amarillo, marrón, rojo y gris, y muchas veces el pelaje será una mezcla de colores.

Los labradores pueden tener un alto impulso de presa y podrían ser más adecuados para hogares con mascotas del mismo tamaño.

Tamaño

Debido a la herencia del Labsky, se puede esperar que estos perros sean de tamaño entre mediano y grande.

La mayoría pesa entre 40 y 60 libras y su altura oscila entre 20 y 28 pulgadas.

Personalidad

A muchos amantes del Labsky les gusta describir a sus perros como muy leales y excepcionalmente activos. Con altos niveles de energía, el Labsky se nutre de largos paseos y siempre estará interesado en sesiones de juego físico. Si tiene acceso a mucho espacio al aire libre cerca de su casa, el Labsky prosperará y abordará la vida con mucho vigor.

En casa, los Labsky se consideran perros cariñosos y leales que buscan la compañía y disfrutan de estar rodeados de gente. Un Labsky disfruta de la estimulación mental, y los juguetes interactivos pueden ayudar a mantener al perro interesado y alerta. Estos perros disfrutan mucho con la familia y prosperan en un entorno con mucho contacto humano.

En algunos casos, la parte de Husky Siberiano de un Labksy puede dar lugar a que algunos perros sean vistos como tercos, pero por lo general la disposición tranquila y la naturaleza amistosa del Labrador Retriever equilibra este rasgo.

Salud

Los Labsky son generalmente muy saludables. La raza Labsky está predispuesta a algunas de las mismas afecciones a las que también se enfrentan el Husky siberiano y el Labrador Retriever. Es importante mantener un buen cuidado y revisiones veterinarias regulares.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los Labskies son:

  • Afecciones oculares
  • Obesidad
  • Alergias
  • Displasia de cadera

Cuidados

Como con todos los perros, debes mantener las revisiones veterinarias periódicas de tu Labsky para detectar a tiempo cualquier problema de salud. Tu veterinario puede ayudarte a desarrollar una rutina de cuidados que mantenga a tu perro sano.

Los Labsky pueden ser propensos a ganar peso, principalmente debido a su herencia de Labrador Retriever. También tienen niveles de energía muy altos, por lo que es vital que puedas comprometerte a dar largos paseos y sesiones de juego prolongadas.

El aseo es importante con un Labsky. Tendrás que cepillar el doble pelaje de tu perro al menos una vez al día, e incluso dos. Esto es para disminuir las posibilidades de que el perro desarrolle esteras y eliminar el pelaje muerto y cualquier residuo que se aferre a él. También querrás establecer un régimen de limpieza regular de los oídos; tu veterinario puede ayudarte a decidir cuál es la mejor práctica.

Como se sabe que los Huskies siberianos sufren problemas dentales, habla con tu veterinario habitual sobre la forma más eficaz de mantener una buena salud dental. Tu veterinario puede enseñarte a cepillar los dientes de tu Labsky y a mantener un buen cuidado dental en casa.

Alimentación

Una dieta ideal de Labsky debe ser formulada para una raza de tamaño medio con alta energía.

Al igual que ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del Labsky cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta y seguirán cambiando en su tercera edad. Debe pedirle a su veterinario que le recomiende la dieta de su Labsky, ya que hay demasiada variación entre los perros individuales, incluyendo el peso, la energía y la salud, como para hacer una recomendación específica.

Color del pelaje y cuidado

El pelaje de los labradores suele describirse como sedoso al tacto. Su pelaje puede venir en una amplia gama de colores incluyendo blanco, negro, amarillo, marrón, rojo y gris – y la mayoría de las veces el pelaje será una mezcla de colores.

El pelaje doble del Labsky suele ser de longitud media. Se requiere un cepillado diario como parte de la rutina de aseo de su Labsky.

El aislamiento adicional del pelaje de un Labsky se deriva de la necesidad de un Husky siberiano de sobrevivir a temperaturas frías en entornos difíciles. Un Labsky suele preferir una temperatura más fresca que las condiciones de calor y humedad, así que tenlo en cuenta si estás pensando en adoptar uno.

Niños y otras mascotas

Debido a su naturaleza intrínsecamente leal y a su amor innato por el juego, los labradores suelen ser muy buenos con los niños. Aunque debido a las habilidades atléticas del perro, es importante supervisar las sesiones de juego para la seguridad de ambas partes. Dicho esto, para los niños que aprenden a acercarse y jugar correctamente con un Labsky, el perro puede convertirse en un compañero muy activo y muy leal.

Aunque los Labsky pueden ser muy sociables con los humanos -y generalmente se desenvuelven bien con otros perros de tamaño similar- sus instintos de presa pueden activarse si ven una mascota pequeña, especialmente gatos y conejos.

Siempre es importante asegurarse de que su Labsky se somete a una socialización adecuada y a un entrenamiento apropiado desde una edad muy temprana.

Artículo anteriorKomondor: Características y Comportamiento
Artículo siguienteMastador: Características y Comportamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí