El temperamento del Pastor Alemán es generalmente inteligente, protector y enérgico. Se les conoce por llevar bien el entrenamiento. Pero su lealtad y sus lazos con los dueños pueden llevar a la agresión si no se entrenan y socializan adecuadamente.

¡En este artículo encontrará todo lo que necesita saber sobre el temperamento del Pastor Alemán! Pero primero una breve introducción sobre la raza en sí.

El pastor alemán

El Pastor Alemán es originario de Alemania. Su nombre fue cambiado poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Antes de la guerra, esta raza se llamaba comúnmente el Alsaciano en Gran Bretaña y partes de Europa.

Todavía hay partes de Europa que se refieren al pastor alemán como el alsaciano. Sin embargo, la mayor parte del mundo lo llama el nombre de Pastor Alemán moderno.

La esperanza de vida del Pastor Alemán es de nueve a trece años.

Los machos crecen hasta unos 24 pulgadas de altura en el hombro. Pero las hembras son un poco más cortas, midiendo 22 pulgadas de altura en los hombros.

En cuanto al peso, los machos pesan alrededor de 80 libras, y las hembras alrededor de 60 libras.
No se pierdan nuestras guías del fascinante Pastor Alemán negro, del Pastor Alemán blanco, y de cualquier otro color en el que puedan entrar.

Los Pastores Alemanes son conocidos por su fuerza física e inteligencia. Esta combinación los convierte en animales increíbles. Tienen músculos fuertes y son perros confiados y alerta.

Para más información sobre esta raza y su temperamento, ¡lean a continuación!

Pastor Alemán

El temperamento típico de un pastor alemán

El Pastor Alemán es un perro moderadamente activo y se describe como seguro de sí mismo. La raza está dispuesta a aprender con el afán de tener un propósito.

Tienen un fuerte compromiso con sus dueños. Sienten la necesidad de complacer a su dueño, lo que los hace perros entrenables y versátiles.

El temperamento del Pastor Alemán es protector. Sin embargo, con el entrenamiento adecuado y la paciencia, son grandes trabajadores.

Un rasgo común del temperamento del Pastor Alemán es su alto nivel de energía. Para que su Pastor Alemán sea feliz, necesitarán actividades mentales y físicas diarias.

¿Son los pastores alemanes fáciles de entrenar?

Cuando se trata de poseer un pastor alemán, te preguntarás si son fáciles de entrenar. La respuesta corta es sí, pero requiere un poco de paciencia y un poco de trabajo.

Primero, para combatir el aburrimiento en su Pastor Alemán, necesitará hacer ejercicios mentales con ellos. Como entrenarlos para que se sienten, busquen o hagan trucos.

Estos ejercicios mentales son excelentes para su Pastor Alemán. Esto es porque reducen el comportamiento destructivo. También pueden ser muy divertidos tanto para usted como para su perro.

Los Pastores Alemanes son generalmente una raza inteligente y, como muchas otras razas de perros, les encanta trabajar con sus dueños. El Pastor Alemán prospera en el trabajo de agilidad avanzado y en los cursos de agilidad.

También les va muy bien con los juegos básicos como jugar al frisbee, buscar juguetes y jugar con una pelota.

El Pastor Alemán es capaz de ser entrenado para hacer casi cualquier tarea que se le proponga.

Esto se debe a que son inteligentes, audaces, alerta y resueltos cuando es necesario. Aunque son altamente entrenables, necesitan ser socializados y entrenados a una edad temprana.

Por último, un pastor alemán bien entrenado requerirá de un manejador consistente y amable.

¿Son los pastores alemanes amigables?

El Pastor Alemán es un perro digno que puede ser distante, y algo antisocial.

Sin embargo, una gran parte de la personalidad de esta raza es su amor incondicional y su lealtad.

Se adaptan bien en un ambiente familiar y normalmente se llevan bien con los niños.

La socialización y el entrenamiento temprano son importantes cuando se trata del temperamento del Pastor Alemán. Esto reduce la posibilidad de que sean antisociales, o cautelosos con otros animales o con los desconocidos.

Sin embargo, a pesar de la socialización o el entrenamiento temprano, esta raza es naturalmente distante. Generación tras generación de entrenamiento y crianza ha creado un perro guardián natural en esta raza.

Esto no significa que el Pastor Alemán sea agresivo o poco acogedor con los extraños. Simplemente significa que son cautelosos con ellos y les gusta mantenerse distantes antes de decidir confiar.

Algunos dueños dicen que no hay un vínculo como el del Pastor Alemán con su familia. La naturaleza protectora y a veces dura del Pastor Alemán es reemplazada por un amor cariñoso dentro del hogar.

Pastor Alemán

¿Son los pastores alemanes agresivos?

Los Pastores Alemanes son bien conocidos por ser grandes perros guardianes. Les gusta cuidar los rebaños y son fuertes luchadores. También pueden mostrar algunos signos de agresión si no están entrenados adecuadamente.

Sin embargo, si los entrena bien en sus primeros días, no tendrá que enfrentarse a problemas de agresión que podrían hacerle daño a usted o a su perro.

Puede encontrar algunos comportamientos agresivos comunes en sus Pastores Alemanes como cambios de humor y mal temperamento. Si puede identificar estas tendencias, estará mejor equipado para manejarlas antes de que surjan problemas.

Causas de la agresión

En la mayoría de las ocasiones, el Pastor Alemán no reaccionará mal sin razón. Puede volverse agresivo si se aburre, se molesta o se siente amenazado. O si no hacen suficiente ejercicio.

Necesitarán que se les saque a diario para hacer ejercicio.

Además, los Pastores Alemanes pueden ser excesivamente posesivos cuando se trata de su familia y sus dueños. Así que, cuando ven algo desconocido o inesperado, lo ven como una amenaza que podría causar daño.

Esta es otra razón por la que un Pastor Alemán puede volverse agresivo. Además, este es un rasgo muy común en los perros leales que no quieren ver a su familia en peligro.

En conclusión, el temperamento del Pastor Alemán tiene tendencias hacia la agresión. Sin embargo, con el entrenamiento y la disciplina adecuados, estas tendencias agresivas pueden evitarse.

¿A los pastores alemanes les gustan los otros perros?

La mayoría de los Pastores Alemanes están bien con otros perros si son introducidos cuando son jóvenes. A veces, pueden ser inseguros o agresivos con otros perros, pero un entrenamiento adecuado puede evitar cualquiera de estos problemas que puede encontrar en un Pastor Alemán.

La socialización temprana es la clave. No se hacen amigos de otros perros si los ven como una amenaza.

Exponga a su Pastor Alemán a otras personas, familia y mascotas. Esto debe hacerse de manera positiva. Si se hace bien, crecerán para ser perros leales, obedientes y cariñosos.

A continuación hay una buena manera de poner a su Pastor Alemán en el camino correcto para la socialización.

La mejor manera de asegurar que su Pastor Alemán se lleve bien con otros perros es presentarles otro perro en un lugar neutral.

Una vez que son presentados, llévelos a pasear juntos para que puedan ser aclamados con la compañía del otro. Es una buena idea mantenerlos a unos pocos pies de distancia en el primer paseo.

Si todavía están en un territorio neutral después de su paseo, haga que los dos perros se huelan el uno al otro antes de dejarlos jugar. Si se encuentran bien, déjelos jugar por unos minutos.

Es muy importante dejar que el tiempo de juego termine con una nota feliz.

Instintos naturales

Los Pastores Alemanes son comúnmente descritos como seguros de sí mismos, excelentes perros guardianes y fáciles de entrenar. Pero también tienen algunas características naturales como ser muy inteligentes, alerta, vigilantes, obedientes y confiados.

Estas grandes características los hacen buenos perros para la familia o el trabajo.

Una característica importante del Pastor Alemán es su ética de trabajo. Están ansiosos por complacer y realizar cualquier tarea. Disfrutan trabajando, lo que los convierte en excelentes perros de trabajo.

El Pastor Alemán es profundamente amable y es bueno mostrando compasión por los humanos. Algunos incluso están entrenados para ser perros de terapia para los ciegos o los discapacitados.

Además, el Pastor Alemán tiene un instinto protector natural que no flaquea. Esto significa que el Pastor Alemán está dispuesto a proteger a su dueño y poner su vida en peligro para salvar a otros.

Este desinterés debido a su deseo de proteger a sus seres queridos y es un rasgo que corre fuerte en la raza.

Como los Pastores Alemanes a veces se inclinan a ladrar a los amigos que los visitan hasta que se sienten más cómodos con los huéspedes, es una buena idea acostumbrarlos a los amigos, la familia y otras mascotas para que se adapten a una rutina social sana.

¿Son los pastores alemanes buenas mascotas familiares?

El temperamento de los pastores alemanes es tranquilo y cariñoso. Se les considera un buen perro de casa.

Su inteligencia, respeto, energía, lealtad, amor y atención los convierten en buenas mascotas familiares.

Como la mayoría de los perros, tienen algunos problemas de salud con la artritis y otros problemas de articulaciones en sus últimos años de vida. Cuando compre un cachorro, asegúrese siempre de que sus padres se hayan sometido a todos los controles sanitarios pertinentes para la raza, para reducir las posibilidades de problemas genéticos comunes.

En conclusión, el Pastor Alemán sería una maravillosa mascota familiar. Se dedican a amar y proteger a su familia mientras son una compañía juguetona y activa.

¿Es usted dueño de un Pastor Alemán? Nos encantaría saber más sobre su amigo peludo! Siéntase libre de dejar cualquier consejo o comentario a continuación!

Artículo anteriorLabrador Retrievers: Lo bueno y malo de ellos
Artículo siguienteTemperamento de Bull Terrier

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí