Vallhund sueco: Características y Comportamiento

Fiel a su herencia como raza de perro de granja de trabajo, el Vallhund sueco es un compañero inteligente y alerta. Son perros activos que necesitan unos padres igualmente activos. Aunque se trata de perros de raza pura, puede encontrarlos al cuidado de refugios o grupos de rescate. Considere la posibilidad de adoptarlo si desea llevar uno de estos perros a casa.

Entrene a su Vallhund para que practique deportes caninos o dele un trabajo para hacer en la casa, y se llevará bien. La raza es generalmente sana, aunque puede ser víctima de una enfermedad ocular hereditaria llamada retinopatía. Su pelaje de longitud media se presenta en muchos colores y combinaciones diferentes.

Más sobre esta raza Vallhund sueco

El Vallhund sueco es enérgico, juguetón y cariñoso. Y lo que es mejor, sabe cómo hacerte reír y sacarte de los malos momentos a los que te enfrentas. Los Vallhunds crearán juegos para entretenerse a sí mismos y a su gente, pero es mejor que canalices su cerebro y su nivel de actividad de manera más formal, a través del adiestramiento, los deportes caninos y actividades como el senderismo o la realización de visitas terapéuticas.

Aunque parece ideal, con su tamaño medio, su atletismo y su personalidad alegre, el Vallhund no es una raza para todos. Puede ser un ladrador – a los vendedores de puerta a puerta, al perro de al lado o a la rata bajo el suelo – y su nivel de energía lo hace inadecuado para un dueño de sofá. Pero si usted es una persona activa y un dueño de perro con experiencia que disfruta de las excursiones o de los largos paseos y apreciará la compañía de este perro en cualquier cosa que haga; definitivamente es un perro a considerar.

El Vallhund es amistoso con los demás y acepta fácilmente la atención y las golosinas de todos los que conoce. Es muy inteligente y aprende rápidamente, respondiendo bien a las técnicas de refuerzo positivo. Esta versátil raza destaca en pruebas de rendimiento como agilidad, flyball, pastoreo, trabajo de nariz, obediencia, rally y rastreo. También tiene las habilidades para ser un valioso ayudante en una granja o rancho. El estándar oficial de la raza lo mantiene el Swedish Vallhund Club of America.

El Vallhund sueco es enérgico, juguetón y cariñoso. Y lo que es mejor, sabe cómo hacerte reír y sacarte de los malos momentos a los que te enfrentas. Los Vallhunds crearán juegos para entretenerse a sí mismos y a su gente, pero es mejor que canalices su cerebro y su nivel de actividad de manera más formal, a través del adiestramiento, los deportes caninos y actividades como el senderismo o la realización de visitas terapéuticas.

Aunque parece ideal, con su tamaño medio, su atletismo y su personalidad alegre, el Vallhund no es una raza para todos. Puede ser un ladrador – a los vendedores de puerta a puerta, al perro de al lado o a la rata bajo el suelo – y su nivel de energía lo hace inadecuado para un dueño de sofá. Pero si usted es una persona activa y un dueño de perro con experiencia que disfruta de las excursiones o de los largos paseos y apreciará la compañía de este perro en cualquier cosa que haga; definitivamente es un perro a considerar.

El Vallhund es amistoso con los demás y acepta fácilmente la atención y las golosinas de todos los que conoce. Es muy inteligente y aprende rápidamente, respondiendo bien a las técnicas de refuerzo positivo. Esta versátil raza destaca en pruebas de rendimiento como agilidad, flyball, pastoreo, trabajo de nariz, obediencia, rally y rastreo. También tiene las habilidades para ser un valioso ayudante en una granja o rancho. El estándar oficial de la raza lo mantiene el Swedish Vallhund Club of America.

Historia

Se dice que el Vallhund sueco -el nombre significa perro de pastoreo- desciende de los perros de los vikingos, pero la verdad es que los registros de la cría de perros no se remontan tan lejos. Lo que sí se sabe es que eran perros de granja en Suecia, utilizados para pastorear el ganado, así como para realizar otras tareas para el propietario, como mantener a raya a las alimañas o ladrar para dar la alarma.

Conocidos en su país de origen como Vastgotaspets, los perros fueron reconocidos por primera vez como raza por el Kennel Club sueco en 1943. El United Kennel Club comenzó a registrar la raza en 1996 y el American Kennel Club la reconoció en 2007.

Tamaño

El Vallhund mide de 11,5 a 13,5 pulgadas en el hombro y pesa de 22 a 35 libras.

Personalidad

Se trata de un perro confiado, vivaz y curioso, con una vena independiente, pero es leal a su familia y valiente a la hora de alertarles de la presencia de cualquier extraño u otros peligros percibidos. El Vallhund es tranquilo y adaptable, por lo que se adapta a muchos entornos domésticos diferentes siempre que haga mucho ejercicio diario. Adora a su gente y quiere estar con ella el mayor tiempo posible.

Cuente con el Vallhund para mantenerlo entretenido. Se le describe como un perro con sentido del humor y es inteligente a la hora de resolver problemas o simplemente de encontrar nuevos usos para sus juguetes.La naturaleza vigilante del Vallhund le convierte en un gran perro de alarma. También le gusta ladrar para hacerle saber que está de buen humor o para «charlar» con usted sobre su día. Enséñale a limitar su número de ladridos o a «hablar» sólo cuando se lo ordenes para que no moleste a los vecinos.

Comienza a entrenar al Vallhund a una edad temprana. Es inteligente y le encanta aprender, sobre todo si lo haces divertido para él. Enséñale lo que quieres de forma amable y sé constante para establecer tu liderazgo. No te sorprendas si te «pone a prueba» para ver si realmente quieres lo que dices.

El Vallhund es una raza de pastoreo, y es instintivo que muerda los objetos que se mueven rápidamente. Sin embargo, esto no es aceptable cuando se agarra a la pernera de un niño, o cuando persigue a un ciclista o a un niño en monopatín. Corrige este comportamiento con un severo «No» cada vez que lo veas. Aprenderá rápidamente qué tipos de juego son aceptables y cuáles no.

Como todos los perros, el Vallhund necesita una socialización temprana – exposición a muchas personas, vistas, sonidos y experiencias diferentes – idealmente antes de los cuatro meses de edad. Algunos Vallhunds pueden ser tímidos o ansiosos y necesitan atención adicional para convertirse en buenos perros de familia. La socialización ayuda a garantizar que su cachorro de Vallhund crezca como un perro completo, sin miedo a los extraños, a los niños, a otros animales o a quedarse solo cuando sea necesario.

Salud

Los Vallhunds suecos son generalmente saludables, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. No todos los Vallhunds padecerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante conocerlas si estás considerando esta raza.

Espere que los criadores tengan autorizaciones sanitarias actualizadas que certifiquen que los padres del cachorro están libres de enfermedades oculares y displasia de cadera. Las autorizaciones deben consistir en un examen ocular realizado por un oftalmólogo veterinario certificado con los resultados registrados en la Orthopedic Foundation for Animals y en una evaluación de las caderas realizada por la OFA o Pennhip. Puede confirmar las autorizaciones sanitarias consultando el sitio web de la OFA o el sitio web del Centro de Información sobre la Salud Canina.

La retinopatía es una enfermedad ocular hereditaria que se sabe que afecta al Vallhund sueco. Provoca la degeneración de las células fotorreceptoras de la retina y puede conducir a la pérdida completa de la visión.

Cuidado

Las cortas patas del Vallhund desmienten su agilidad y velocidad. Toma las curvas como un coche de carreras y es un excelente competidor de agilidad. Es robusto y musculoso y tiene una gran fuerza para su tamaño.

Como raza de pastoreo, está criado para mover rebaños a largas distancias. Aunque ya no se dedique a eso, sigue necesitando ejercicio diario en forma de un largo paseo o una caminata o un entrenamiento para un deporte canino como el agility. Si consigue la actividad que necesita, el Vallhund es feliz en cualquier entorno, desde un condominio en la ciudad hasta una finca en el campo.

Con sus patas cortas y su espalda larga, el Vallhund puede ser propenso a sufrir lesiones en la espalda si se le maneja mal. Dado que su desarrollo óseo aún no está completo, evita que los cachorros salten sobre los muebles y se bajen de ellos. No los levantes sin apoyar tanto las patas delanteras como las traseras.

El Vallhund tiene un pelaje resistente a la intemperie diseñado para soportar los duros elementos de Suecia, pero eso no significa que sea un perro de exterior. Está muy orientado a las personas y nunca se le debe dejar en el patio trasero con poca interacción humana.

Alimentación

Cantidad diaria recomendada: De 1 a 1,5 tazas de alimento seco de alta calidad al día, dividido en dos comidas.

Nota: La cantidad de comida de su perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad. Los perros son individuos, como las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de comida. Ni que decir tiene que un perro muy activo necesitará más que un perro de sofá. La calidad de la comida para perros que compre también marca la diferencia: cuanto mejor sea la comida para perros, mayor será la nutrición de su perro y menos tendrá que agitar en su cuenco.

Mantén a tu Vallhund en buena forma midiendo su comida y dándosela dos veces al día en lugar de dejarle comida fuera todo el tiempo. Si no estás seguro de si tiene sobrepeso, hazle la prueba del ojo y la prueba de la mano.

En primer lugar, mira hacia abajo. Deberías poder ver su cintura. A continuación, pon tus manos en su espalda, con los pulgares a lo largo de la columna vertebral y los dedos extendidos hacia abajo. Deberías poder sentir pero no ver sus costillas sin tener que presionar con fuerza. Si no puedes, necesita menos comida y más ejercicio.

Para más información sobre la alimentación de tu Vallhund, consulta nuestras pautas para comprar la comida adecuada, alimentar a tu cachorro y alimentar a tu perro adulto.

Color del pelaje y cuidado

El Vallhund es una raza Spitz de doble capa con pelo de longitud media. La capa inferior es suave y densa, protegida por una capa superior dura. Un pelaje lanoso, rizado o esponjoso no es correcto para el ring de exhibición y puede ser más complicado de asear, pero no afecta a la capacidad de un Vallhund para ser un gran compañero.

El pelaje viene en un patrón de sable de gris a rojo o combinaciones de colores en varios tonos. Lo ideal es que el perro tenga una máscara de pelo más claro alrededor de los ojos, en el hocico y bajo la garganta; tonos más claros en el pecho, el vientre, la parte trasera, la parte inferior de las patas y los pies; y pelo más oscuro en la espalda, el cuello y los costados. La raza destaca por las «marcas de arnés» de color claro en el lomo.

El pelaje de un Vallhund no necesita ningún recorte especial. De hecho, un Vallhund en el ring de exposición está destinado a aparecer en un estado natural sin recortar.

Cepille a fondo al Vallhund cada semana. Llega hasta la piel para eliminar el pelo muerto y estimular las glándulas sebáceas, que producen una sustancia aceitosa que lubrica y protege el pelo y la piel.

Cepilla los dientes de tu Vallhund al menos dos o tres veces por semana para eliminar la acumulación de sarro y las bacterias que se esconden en él. El cepillado diario es aún mejor si quieres prevenir las enfermedades de las encías y el mal aliento.

Para evitar desgarros dolorosos y otros problemas, recorta sus uñas una o dos veces al mes si tu perro no las desgasta de forma natural. Si puedes oírlas chasquear en el suelo, es que están demasiado largas. Las uñas de los pies de los perros tienen vasos sanguíneos, y si cortas demasiado puedes provocar una hemorragia, y tu perro puede no cooperar la próxima vez que vea salir el cortaúñas. Así que, si no tienes experiencia en cortar las uñas de los perros, pide indicaciones a un veterinario o peluquero.

Comprueba semanalmente si las orejas están enrojecidas o desprenden mal olor, lo que puede indicar una infección. Cuando revises los oídos de tu perro, límpialos con un algodón humedecido con un limpiador de oídos suave y de pH equilibrado para ayudar a prevenir las infecciones. No introduzcas nada en el conducto auditivo; sólo limpia el oído externo.

Comienza a acostumbrar a tu Vallhund a ser cepillado y examinado cuando es un cachorro. Manipule sus patas con frecuencia -los perros son sensibles a sus pies- y mire dentro de su boca. Haz que el aseo sea una experiencia positiva llena de elogios y recompensas, y sentarás las bases para que los exámenes veterinarios y otras manipulaciones sean fáciles cuando sea adulto.

Mientras lo acicalas, comprueba si hay llagas, sarpullidos o signos de infección, como enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en la piel, en la nariz, la boca y los ojos, y en las patas. Los ojos deben estar limpios, sin enrojecimiento ni secreción. Su cuidadoso examen semanal le ayudará a detectar a tiempo posibles problemas de salud.

Deja un comentario