Xoloitzcuintli: Características y Comportamiento

El elegante Xoloitzcuintli (show-lo-eats-kwint-lee) es también conocido como el Xolo o Peludo Mexicano. Viene en tamaños desde pequeño a grande, pero los pequeños son los más comunes.

Esta raza animada se mueve ligera y grácilmente, corre rápidamente, y salta y trepa con agilidad.

Sus dedos palmeados son algo prensiles, lo que le permite agarrar los juguetes con destreza – o su cuello en un abrazo afectuoso.

Tranquilo en el hogar, el Xoloitzcuintli está excepcionalmente atento a su dueño y necesita mucha interacción personal. Es probable que se sienta abatido o que actúe cuando se le deja demasiado tiempo sin la compañía de personas u otras mascotas.

Desconfiado de los extraños, el Xoloitzcuintli es un perro guardián alerta, sumamente consciente de su entorno. Algunos Xolos son muy nerviosos y/o tímidos ante nuevas personas y situaciones. La socialización temprana y frecuente ayudará a construir un temperamento seguro y estable.

Xoloitzcuintli

Xoloitzcuintl: Características

Aún algo primitivo en su comportamiento, el Xoloitzcuintli está más contento con la estructura y la consistencia en su vida. A menudo reacciona por instinto, y sus reflejos son rápidos como el rayo.

Aunque es independiente, el Xolo es inteligente y sensible y responde mejor a un entrenamiento de obediencia suave y basado en la recompensa. La disciplina dura sólo lo asusta.

Debido a su atletismo e ingenio, sus vallas deben ser altas y seguras. No permita que sus ladridos se establezcan o será un hábito difícil de romper.

Si quieres un perro que…

  • Viene en tamaños desde pequeño a mediano
  • Tiene una apariencia exótica y elegante, como la de un pequeño ciervo
  • No tiene pelo, no necesita cepillarse y no se cae
  • Se mueve con una gracia ligera, corre rápidamente, y salta y trepa con agilidad
  • Es de gran espíritu, inteligente y sensible
  • Es un buen perro guardián, pero no un perro guardián
  • Suele ser pacífico con otros animales

Un Xoloitzcuintli puede ser adecuado para usted.

Si no quieres tratar con…

  • Una personalidad algo nerviosa, emocional y dependiente que exige mucha atención y que ladrará o actuará de forma destructiva cuando se le deje demasiado tiempo sin compañía
  • Timidez o sospecha en algunas líneas, o cuando no se socializa lo suficiente
  • Pensamiento independiente (mente propia)
  • Sensibilidad emocional al estrés, voces fuertes, manejo brusco y cambios abruptos de horario
  • Tendencia a escalar o cavar para escapar del encierro
  • Ladridos
  • Dificultades para romper el hogar
  • Cuidado vigilante de la piel sin pelo, sensible al sol, al frío, a la lluvia y al aguanieve, a los productos químicos y a las superficies duras para dormir

Un Xoloitzcuintli puede no ser el adecuado para ti.

Xoloitzcuintl: Rasgos físicos

Tenga en cuenta que la herencia del temperamento es menos predecible que la herencia de los rasgos físicos como el tamaño o la muda. El temperamento y el comportamiento también se forman por la crianza y el entrenamiento.

  • Puedes evitar algunos rasgos negativos eligiendo un perro ADULTO de un albergue de animales o de un grupo de rescate. Con un perro adulto, se puede ver fácilmente lo que se está obteniendo, y muchos Xolos adultos ya han demostrado no tener características negativas.
  • Si quieres un cachorro, puedes evitar algunos rasgos negativos eligiendo el cachorro derecho. Por desgracia, normalmente no se puede saber si un cachorro ha heredado temperamento o problemas de salud hasta que crece.

Xoloitzcuintli

Más rasgos y características de los Xoloitzcuintli

Si estuviera considerando un Xoloitzcuintli, me preocuparía mucho…

  1. Problemas de ruptura de la casa. El Xoloitzcuintli es a menudo llamado una raza «primitiva», es decir, no muy lejos de sus raíces salvajes. Las razas primitivas son típicamente difíciles de domar. El entrenamiento consistente de las cajas es obligatorio. A veces es necesaria una puerta para perros. Y algunos dueños nunca logran entrenar a sus Xoloitzcuintli completamente. La marcación territorial (machos no castrados levantando la pierna para orinar en su casa) es un problema común.
  2. Cuidado de la piel. El Xolo tiene una piel delicada que debe ser protegida de las quemaduras del sol y de las temperaturas de congelación y frecuentemente lavada e hidratada. Como es de esperar, los perros desnudos necesitan mantas suaves para acurrucarse.
  3. Ansiedad de separación. Más que la mayoría de las otras razas, el Xoloitzcuintli necesita mucha compañía y no le gusta que lo dejen solo por más de unas horas. Los Xolos aburridos se vuelven ansiosos, lo que expresan con masticaciones y ladridos destructivos. Los futuros dueños de un Xoloitzcuintli deberían estar en casa la mayor parte del día.
  4. Proporcionar suficiente socialización. Estancado por naturaleza, el Xoloitzcuintli necesita una amplia exposición a la gente y a vistas y sonidos inusuales. De lo contrario, su cautela natural puede convertirse en timidez o sospecha, que son difíciles de soportar.
  5. Sensibilidad emocional. Sé sincero… ¿hay tensión en tu casa? ¿Las personas son ruidosas, enojadas o emotivas? El Xoloitzcuintli es extremadamente sensible al estrés y puede terminar con trastornos digestivos y conductas neuróticas si las personas en su casa tienen problemas familiares. Los Xolos son perros pacíficos que necesitan un hogar armonioso.
  6. Seguridad de la valla. Muchos Xolos trepan como monos y cavan como ardillas. Puede que necesiten vallas más altas de lo que se imaginan por su pequeño tamaño. También puedes necesitar hundir alambre en el suelo a lo largo de la línea de la valla para impedir que se cave.
  7. Mente propia. Los Xolos son perros inteligentes, pero la inteligencia no se traduce necesariamente en obediencia. De hecho, los Xolos tienen una mente propia e independiente y se inclinan a usar su inteligencia de una forma bastante manipuladora, tratando de engatusarte para que hagas lo que ellos quieren. Debes mostrarles, a través de una coherencia absoluta, que hablas en serio.En otras palabras, debes enseñar a tu Xolo a respetarte. Un perro que te respeta hará lo que tú digas y dejará de hacer lo que está haciendo cuando le digas «No».
  8. Ladridos. Los Xolos suelen ser demasiado rápidos para hacer sonar la alarma a cada nueva vista y sonido. Tienes que ser igual de rápido para detenerlos.

Deja un comentario