Afador: Características y Comportamiento

El Afador es un perro de raza mixta, un cruce entre las razas de perro Afgano y Labrador Retriever. Leales, enérgicos y cariñosos, estos cachorros heredan algunas de las mejores cualidades de sus dos padres. Los afadores también se conocen a veces como labradores afganos. Puede encontrar estos perros de raza mixta en refugios y rescates específicos de raza, así que recuerde adoptar siempre. No compre si quiere añadir un Afador a su hogar.

Los afadores son excelentes mascotas familiares, aunque se llevan mejor con niños mayores y con dueños de perros experimentados que puedan dar a la raza el entrenamiento y la atención que requieren. Los afadores también son buenos perros guardianes y están atentos a los extraños. Esta raza mixta es muy enérgica y atlética, por lo que es preferible que tenga acceso a un espacio exterior seguro.

Más sobre esta raza Afador

Aspectos destacados

Los afadores son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres el Sabueso Afgano o el Labrador Retriever.

Los colores más comunes del Afador son el negro, el marrón, el gris, el rojo y el leonado.

¡La muda se produce sin duda! Se requiere mucho aseo para mantener el pelaje de la raza en buenas condiciones; considere que un cepillado dos veces por semana es el mínimo.

El Afador se desenvuelve mucho mejor en climas fríos que en los cálidos. Aun así, equipa a tu Afador con un abrigo de invierno adecuado si las temperaturas bajan mucho.

Como raza mixta atlética, al Afador le encantará jugar a la búsqueda y a la pelota en un entorno seguro sin correa. Si tiene un patio vallado, tenga en cuenta que este es un perro que puede saltar fácilmente una valla de dos metros, así que planifique en consecuencia.

Debido a la inteligencia de la raza y a su carácter testarudo, deberás asegurarte de que tanto el perro como tus hijos estén debidamente entrenados para estar juntos desde el primer día.

Aspectos destacados

Los afadores son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres el Sabueso Afgano o el Labrador Retriever.

Los colores más comunes del Afador son el negro, el marrón, el gris, el rojo y el leonado.

¡La muda se produce sin duda! Se requiere mucho aseo para mantener el pelaje de la raza en buenas condiciones; considere que un cepillado dos veces por semana es el mínimo.

El Afador se desenvuelve mucho mejor en climas fríos que en los cálidos. Aun así, equipa a tu Afador con un abrigo de invierno adecuado si las temperaturas bajan mucho.

Como raza mixta atlética, al Afador le encantará jugar a la búsqueda y a la pelota en un entorno seguro sin correa. Si tiene un patio vallado, tenga en cuenta que este es un perro que puede saltar fácilmente una valla de dos metros, así que planifique en consecuencia.

Debido a la inteligencia de la raza y a su carácter testarudo, deberás asegurarte de que tanto el perro como tus hijos estén debidamente entrenados para estar juntos desde el primer día.

Tamaño

El Afador suele describirse como un perro de tamaño medio. Aunque, como siempre ocurre con las nuevas razas de perros mixtas, los estándares de tamaño exactos pueden variar.

La mayoría pesa entre 50 y 75 libras y su altura oscila entre 20 y 29 pulgadas. Las hembras de afador suelen ser notablemente más pequeñas que los machos.

Personalidad

Vamos a ir directamente al grano: El Afador es un perro que tiene fama de ser muy difícil de adiestrar. Esto se debe a la inteligencia innata de la raza, que también puede dar lugar a una racha de terquedad. Un dueño de perro con experiencia será el más adecuado para adiestrar correctamente al Afador. Si tiene niños pequeños en casa, tenga también en cuenta que la naturaleza atlética de la raza puede hacer que los niños se golpeen o se lesionen durante las sesiones de juego con el perro.

Una vez entrenado adecuadamente, su Afador demostrará ser un perro súper leal. Pueden realizar tareas de vigilancia y ladrarán para alertarte de la presencia de extraños.

Los afadores también requieren una estricta rutina de ejercicios, de lo contrario existe la posibilidad de que se acostumbren a ser perezosos y puedan adquirir problemas de salud asociados. Si tienes un patio grande, entonces te conviene más adoptar un Afador.

Salud

Los Afadors son generalmente considerados como perros sanos, aunque la raza puede estar predispuesta a algunas de las mismas condiciones que el Sabueso Afgano y el Labrador Retriever enfrentan. Como siempre, es importante programar visitas regulares de bienestar con el veterinario de su perro.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los Afadors son:

Hinchazón

Displasia de cadera y codo

Estenosis subaórtica

Cuidados

Como con todos los perros, es importante mantener las revisiones veterinarias periódicas de tu Afador para detectar a tiempo cualquier problema de salud. Tu veterinario puede ayudarte a desarrollar una rutina de cuidados que mantenga a tu perro sano.

Intente proporcionar a la raza unos 45 minutos de ejercicio al día como mínimo. Al ser una raza mixta atlética, al Afador le encantará jugar a la búsqueda y a la pelota en un entorno seguro sin correa. Si tiene un patio vallado, tenga en cuenta que es un perro que puede saltar fácilmente una valla de dos metros, así que planifique en consecuencia.

Más allá del ejercicio, asegúrate de revisar las orejas de tu Afador al menos una vez a la semana. Así podrás limpiarlos y asegurarte de que no hay riesgo de que se acumule cera. Pide consejo a tu veterinario si no estás seguro de cuál es la mejor manera de limpiar los oídos del perro. Corta las uñas cuando sea necesario. No deben chocar contra el suelo. Tu peluquero puede aconsejarte sobre cómo hacerlo.

Alimentación

Una dieta ideal de Afador debe ser formulada para una raza mediana con alta energía.

Los afadores deben seguir una dieta saludable, ya que comer en exceso puede causar un aumento de peso y problemas de salud asociados, especialmente si no se les ofrece un ejercicio adecuado.

Al igual que ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del Afador cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta, y seguirán cambiando en sus años de madurez. Debes pedirle a tu veterinario que te recomiende la dieta de tu Afador, ya que hay demasiada variación entre los perros individuales -incluyendo el peso, la energía y la salud- como para hacer una recomendación específica.

Color del pelaje y cuidado personal

Los colores más comunes del Afador son el negro, el marrón, el gris, el rojo y el leonado.

El pelaje del Afador es de longitud media y suele describirse como liso con una densidad media. La muda se produce sin duda alguna. Se requiere mucho aseo para mantener el pelaje de la raza en buenas condiciones; considere que un cepillado dos veces por semana es el mínimo. Prepárese también para realizar sesiones regulares de lavado con champú. Su veterinario puede ayudarle a elegir un champú adecuado.

El Afador se desenvuelve mucho mejor en climas fríos que en los cálidos. Aun así, equipa a tu Afador con un abrigo de invierno adecuado si las temperaturas bajan mucho.

Niños y otras mascotas

Si tienes niños muy pequeños, el Afador podría no ser la mejor opción para tu familia. La raza se desenvuelve mucho mejor con niños mayores, sobre todo porque los afadores pueden volverse bastante bulliciosos durante los momentos de juego. Debido a la inteligencia y la terquedad de la raza, deberá asegurarse de que tanto el perro como sus hijos estén bien entrenados para estar juntos desde el primer día.

La mayoría de los Afadors no tendrán problemas para convivir con otros animales y mascotas, pero tendrás que hacerle saber muy rápidamente a la raza que los gatos y los conejos no deben ser considerados como presas.

En última instancia, la socialización temprana vale la pena, así que asegúrese de recompensar a su Afador por su buen comportamiento y de seguir un régimen de adiestramiento adecuado cuando lo traiga a casa.

Deja un comentario