Dolor neuropático en perros

Dolor del sistema nervioso en perros

El dolor neuropático comúnmente es el resultado de una lesión o enfermedad relacionada con los nervios del cuerpo y su funcionamiento, o dentro de la propia médula espinal. Este tipo particular de dolor es difícil de identificar, especialmente en pacientes que no pueden responder a incentivos específicos.

Síntomas y tipos

El daño a los tejidos del cuerpo y a los nervios que los atraviesan, crea un dolor constante (crónico) que es provocado por un ligero toque en el área afectada y / o una mayor percepción del dolor. El dolor que se origina dentro de la médula espinal causa problemas con la movilidad y diversas funciones del cuerpo.

Algunos de los síntomas del dolor neuropático pueden incluir:

  • Cojear o arrastrar una extremidad
  • Temblores o espasmos de la piel
  • Masticar el área afectada
  • Pérdida de masa muscular (atrofia)
  • Gritando (vocalizando)
  • Disminucion del apetito
  • Orinar y defecar de forma inapropiada (incontinencia)

Causas

El dolor neuropático puede resultar de una lesión en los tejidos corporales o un crecimiento (tumor) en la médula espinal. Las enfermedades que afectan la médula espinal, como la enfermedad del disco intervertebral (IVDD), pueden causar dolor en diferentes áreas del cuerpo, dependiendo de qué parte de la médula esté afectada. Otra posible causa de dolor neuropático es la amputación de una extremidad. El dolor del miembro fantasma da como resultado la impresión de dolor que proviene de una pierna que ha sido extirpada quirúrgicamente.

Diagnóstico

En general, el dolor neuropático se diagnostica descartando otras causas de dolor y realizando pruebas de reflejos para evaluar el sistema nervioso. Los análisis de sangre básicos pueden ayudar a descartar causas infecciosas y relacionadas con enfermedades. Es posible que se necesiten radiografías e imágenes especiales para buscar tumores en el hueso o la médula espinal. Finalmente, una buena discusión sobre el historial médico de su perro y los síntomas previos ayudará a llevar al diagnóstico adecuado.

Tratamiento

Los medicamentos analgésicos (los que alivian el dolor) se utilizan como tratamiento inicial para el dolor neuropático. Es posible que sea necesario cambiar la cantidad administrada hasta que se logre el mejor efecto. Se pueden probar otros tipos de analgésicos hasta que se encuentre el que funcione mejor para su perro. Algunos veterinarios pueden optar por usar varios analgésicos a la vez y luego disminuir gradualmente hasta que solo se administre uno.

Un medicamento que se ha utilizado con éxito para el dolor a largo plazo es la gabapentina. Este medicamento anticonvulsivo tiene propiedades analgésicas que son particularmente efectivas para reducir el dolor neuropático en perros. La gabapentina se administra una vez al día para controlar el dolor y se puede administrar con o sin alimentos. Los efectos secundarios particulares de este medicamento incluyen sedación, aumento de peso y tropiezos (ataxia). También se puede observar diarrea en algunos animales.

Vida y gestión

Los perros con dolor crónico pueden obtener un alivio considerable con los medicamentos analgésicos. La calidad de vida de estos animales puede mejorarse mucho, siempre que se controle la afección subyacente que causa el dolor.

En perros con problemas renales, la dosis de gabapentina puede reducirse, ya que el fármaco se procesa a través de los riñones y deben estar funcionando correctamente para que el fármaco se elimine del organismo. Las animales que están embarazadas no deben tratarse con gabapentina. Al suspender el medicamento, la gabapentina debe reducirse lentamente para evitar que se produzcan convulsiones después de un uso prolongado.

Deja un comentario