Labernés: Características y Comportamiento

El Labernés es un perro mestizo, un cruce entre las razas Labrador Retriever y Boyero de Berna. Cariñosos, inteligentes y amigables, estos cachorros heredan algunas de las mejores cualidades de sus dos padres. Puede encontrar estos perros de raza mixta en refugios y rescates, así que recuerde adoptar siempre. No compre si quiere añadir uno de estos cachorros a su hogar.

El labrador es una raza más grande que la vida que constituye una excelente y cariñosa mascota familiar. Son excepcionalmente amistosos y muy sociables, hasta el punto de que pueden desarrollar ansiedad por separación si se les deja solos durante mucho tiempo. Por lo tanto, si tiene una familia bulliciosa y siempre activa, el labrador podría ser una adición inteligente al hogar. Debido al tamaño y al nivel de energía de la raza, requieren mucho ejercicio. Si tiene un corredor en casa, pronto se convertirán en compañeros de carrera.

Más sobre esta raza Labernés

Aspectos destacados

Los Laberneses son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres el Boyero de Berna o el Labrador Retriever.

El color más común del Labernés es el negro, aunque la raza también puede tener manchas en tonos de chocolate, blanco y amarillo. Los perros pueden ser sólidos o una mezcla de dos o tres colores.

El pelaje del Labernés es de longitud media y suele describirse como de textura densa y un poco ondulada. Esta es una raza que se desprende mucho, por lo que es necesario comprometerse a realizar sesiones diarias de cepillado.

Los perros labradores y los niños son una pareja natural. La raza es social y amistosa y le encantará participar en sesiones de juego con los niños. Pero hay que tener cuidado: Debido al gran tamaño del perro, se aconseja la supervisión cuando juegue con niños muy pequeños.

Como la mayoría de los perros de gran tamaño, el labrador necesitará mucho ejercicio para mantenerse en plena forma. Un patio vallado será estupendo, pero aún mejor será el acceso a un parque con horario sin correa.

Aspectos destacados

Los Laberneses son perros de raza mixta. No son razas puras como sus padres el Boyero de Berna o el Labrador Retriever.

El color más común del Labernés es el negro, aunque la raza también puede tener manchas en tonos de chocolate, blanco y amarillo. Los perros pueden ser sólidos o una mezcla de dos o tres colores.

El pelaje del Labernés es de longitud media y suele describirse como de textura densa y un poco ondulada. Esta es una raza que se desprende mucho, por lo que es necesario comprometerse a realizar sesiones diarias de cepillado.

Los perros labradores y los niños son una pareja natural. La raza es social y amistosa y le encantará participar en sesiones de juego con los niños. Pero hay que tener cuidado: Debido al gran tamaño del perro, se aconseja la supervisión cuando juegue con niños muy pequeños.

Como la mayoría de los perros de gran tamaño, el labrador necesitará mucho ejercicio para mantenerse en plena forma. Un patio vallado será estupendo, pero aún mejor será el acceso a un parque con horario sin correa.

Tamaño

El Labernés suele describirse como un perro de tamaño grande. Aunque, como siempre ocurre con las nuevas razas de perros, los estándares de tamaño exactos pueden variar.

La mayoría pesa entre 65 y 110 libras y su altura oscila entre 24 y 28 pulgadas. Las hembras de labrador pueden ser ligeramente más pequeñas que los machos.

Personalidad

En común con las razas parentales del perro, el Labernés es un perro grande con mucho amor para dar. Son excelentes mascotas familiares y buscan a las personas para estar cerca. De hecho, esta raza puede desarrollar problemas de ansiedad por separación si se le deja solo durante largos periodos de tiempo, así que asegúrese de que su estilo de vida le permita llevar al perro a los paseos diarios, a las excursiones y a los eventos sociales.

Los niños adoran a los perros labradores, y el sentimiento es mutuo. Este es un perro que proporcionará compañía a sus hijos y se convertirá en un compañero de juegos.

Como la mayoría de los perros grandes, el Labernés requerirá mucho ejercicio para mantenerse en óptimas condiciones. Un patio vallado será estupendo, pero aún mejor será el acceso a un parque con horario sin correa. Una tarde ideal para un labrernés sería ir al parque con los niños y jugar a buscarlos juntos.

Salud

Los Laberneses se consideran generalmente perros sanos -aunque la raza puede estar predispuesta a algunas de las mismas condiciones que enfrentan el Labrador Retriever y el Perro de Montaña de Berna. Sin embargo, hay que señalar que la raza en general puede tener una vida útil inferior a la media. Como siempre, es importante programar visitas regulares de bienestar con el veterinario de su perro.

Algunos de los problemas de salud más comunes que sufren los Laberneses son:

  • Afecciones cardíacas
  • Displasia de cadera
  • Hinchazón

Cuidados

Al igual que con todos los perros, es importante mantener las revisiones veterinarias periódicas de tu labrador para detectar a tiempo cualquier problema de salud. Tu veterinario puede ayudarte a desarrollar una rutina de cuidados que mantenga a tu perro sano.

El Laberno necesita mucho ejercicio. Los paseos deben ser más largos. Deberá procurar hacer al menos una hora de ejercicio al día. Si vive cerca del agua, deje que su Labernese se bañe. Los juegos de búsqueda son también un gran éxito para esta raza, así que lleve una pelota o un frisbee cuando vaya al parque local.

Si deja que su labrador se bañe, asegúrese de revisar sus orejas después. Esté atento a cualquier indicio de una posible infección de oído; pregunte a su veterinario por los signos reveladores si es necesario. Los cepillados diarios de los dientes también son imprescindibles, junto con la comprobación de las uñas y las almohadillas de las patas en busca de signos de cualquier daño que pueda haberse producido durante las sesiones de ejercicio al aire libre.

Alimentación

Una dieta ideal para el Labernés debe estar formulada para una raza grande con alta energía.

Los labrerneses deben seguir una dieta saludable, ya que comer en exceso puede provocar un aumento de peso y problemas de salud asociados, especialmente si no se les ofrece un ejercicio adecuado.

Al igual que ocurre con todos los perros, las necesidades dietéticas del Labernés cambiarán desde que es un cachorro hasta la edad adulta, y seguirán cambiando en sus años de jubilación. Debe pedirle a su veterinario que le recomiende la dieta de su Labernés, ya que hay demasiada variación entre los perros individuales -incluyendo el peso, la energía y la salud- como para hacer una recomendación específica.

Color del pelaje y cuidado personal

El color más común del Labernés es el negro, aunque la raza también puede tener manchas en tonos de chocolate, blanco y amarillo. Los perros pueden ser sólidos o una mezcla de dos o tres colores.

El pelaje del Labernés es de longitud media y suele describirse como denso y con una textura un poco ondulada. Se trata de una raza que pierde mucho pelo, por lo que es necesario cepillarlo a diario para mantenerlo suave y limpio. Los baños deben realizarse cuando parezca que el perro está sucio, lo que puede ocurrir después de sesiones de juego al aire libre especialmente vigorosas. Pregunte a su veterinario sobre los champús adecuados para la raza.

Debido a su herencia, el labrador prefiere las condiciones ligeramente más frías que las cálidas. Durante el verano, asegúrese de que el tiempo al aire libre implica mucha sombra y proporcione siempre agua fresca.

Niños y otras mascotas

Los perros labradores y los niños son una pareja natural. La raza es social y amistosa y le encantará participar en sesiones de juego con los niños. Pero hay que tener cuidado: Debido al gran tamaño del perro, se aconseja la supervisión cuando juegue con niños muy pequeños.

Cuando se trata de otros animales domésticos, el labrador suele llevarse bien con los animales domésticos existentes. Sólo hay que asegurarse de supervisar las primeras interacciones y establecer límites si es necesario.

En última instancia, la socialización temprana vale la pena, así que asegúrese de recompensar a su Labernés por su buen comportamiento y de seguir un régimen de adiestramiento adecuado cuando lo traiga a casa.

Deja un comentario