Tracto urinario / cálculos renales (cistina) en perros

Urolitiasis (cistina) en perros

La urolitiasis es un término médico que se refiere a la presencia de cristales o piedras en el tracto urinario. Cuando los cálculos están formados por cistina, un compuesto normal que se encuentra en el cuerpo, se denominan cálculos de cistina. Estos cálculos también se pueden encontrar en los riñones y en los conductos que conectan los riñones con la vejiga del animal (uréteres).

La urolitiasis afecta tanto a perros como a gatos, y se encuentra principalmente en animales adultos. En cuanto a las razas de perros: los perros salchicha, bulldogs inglés, terranova, staffordshire bull terriers y corgi galés son más susceptibles a los cálculos de cistina. Por otro lado, los perros siameses y domésticos de pelo corto muestran la mayor probabilidad de formación de cálculos en gatos.

En la mayoría de los casos, los cálculos se pueden disolver y extraer sin cirugía, lo que le da al animal un pronóstico positivo.

Síntomas y tipos

Los síntomas típicos pueden incluir aumento de la frecuencia de micción (polaquiuria), dificultad o dolor al orinar (disuria) y un flujo anormal de orina (uremia posrenal).

Causas

Actualmente se desconoce la causa exacta de la urolitiasis. En algunos animales, sin embargo, la incapacidad para procesar proteínas o aminoácidos ha llevado al desarrollo de cálculos de cistina.

Diagnóstico

A menudo, se realizan ecografías y radiografías para determinar el tamaño, la forma y la ubicación de los cálculos, lo que ayuda al veterinario a establecer un régimen de tratamiento adecuado. Una prueba de orina también puede detectar la presencia de cálculos.

En algunos casos, se utiliza un endoscopio con una cámara en el extremo (uretrascopio) para examinar el interior del tracto urinario en busca de anomalías.

Tratamiento

El veterinario generalmente recomendará el uso de opciones de tratamiento, como una dieta especial y medicamentos, N- (2-mercaptopropionil) glicina (2-MPG), para reducir y eliminar los cálculos sin cirugía.

Vida y gestión

Siga todos los cambios dietéticos recomendados y administre los medicamentos recetados. Esto ayudará a prevenir la recurrencia de los cálculos. También es importante llevar al animal a la oficina del veterinario para asegurarse de que las piedras se hayan disuelto con éxito.

Prevención

Actualmente no se conocen medidas preventivas para esta afección médica.

Deja un comentario